Checklists

5 maneras de "desengancharse" de Facebook sin darse de baja en Facebook

5 maneras de "desengancharse" de Facebook sin darse de baja en FacebookTodos nos hemos sentido tentados alguna vez de darnos de baja en Facebook, pero nunca nos hemos atrevido a hacerlo por temor a perder de vista para siempre a nuestros amigos en esta red social. Para algunos, Facebook es una auténtica “adicción”. No pueden vivir sin estar al tanto de la vidas de los demás y son auténticos voyeurs. Al ser conscientes de semejante obsesión, mucho usuarios optan por la drástica solución de borrar su cuenta en Facebook. Sin embargo, hay maneras menos radicales de superar la adicción a la famosa red social. Neil Vidyarthi recomienda en el portal Social Times seguir los siguientes cinco consejos para “desengancharse” de Facebook sin necesidad de darse de baja en el portal:

1. Borrar el muro
El muro de Facebook es para algunos usuarios un auténtico quebradero de cabeza. No pueden dejar de alimentar de contenido, a menudo demasiado personal, este apartado de la famosa red social. Una manera de superar la adicción a este portal sin sacrificarlo como medio de comunicación es simplemente borrar el muro. Las opciones de privacidad de Facebook permiten al usuario impedir que el contenido de su muro sea compartido con otras personas. De todas maneras, aunque desaparezca el muro, sus amigos pueden seguir en contacto con él enviándole mensajes.

2. Dar de baja todas las notificaciones por email
Dando de baja todas las notificaciones por email que nos llegan desde Facebook, evitaremos la tentación de visitar este portal cada vez que alguien haya dicho algo sobre nosotros o nos haya etiquetado en una foto. Para “desengancharnos” de Facebook, es mejor no saber, o saber sólo de vez en cuando.

3. Instalar un plugin de limitación de tiempo
El navegador Google Chrome cuenta con un plugin denominado Chrome Nanny, que permite al usuario limitar el tiempo de conexión a Facebook u otras webs a las horas o minutos que éste especifique previamente. Para usuarios realmente “enganchados” a la famosa red social, no son recomendables más de 5 minutos diarios de conexión.

4. Usar grupos privados de Facebook con los amigos y la familia
La creación de grupos privados permite al usuario discriminar la información realmente relevante del torrente de datos que a diario genera Facebook. Eso sí, acostumbrarse a usar los grupos privados de Facebook requiere disciplina. Basta un clic para volver a quedar atrapados de nuevo en el maremágnum de información, intrascendente pero adictiva, de la famosa red social.

5. Borrar a algunos amigos
Para algunos, este consejo puede ser complicado de seguir. Romper con amigo, aunque en realidad sea sólo un conocido, puede ser realmente embarazoso. Una buena manera de evitar herir sensibilidades, es publicar previamente un mensaje de estado en el que informemos a nuestros “amigos” de que estamos limpiando nuestra lista de contactos en Facebook y les pidamos que nos envíen un mensaje si quieren seguir figurando en ella. Aunque algo narcisista, esta táctica resulta a la larga enormemente práctica, pues sirve para depurar el flujo de información en Facebook.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir