Checklists

6 consejos para optimizar los contenidos de marketing en dispositivos móviles

Ya nadie duda de que el móvil sea el futuro. Pero los últimos datos que apuntan a que ha disminuido el porcentaje de televisiones en Estados Unidos por primera vez chocan con los que indican que los smartphones no dejan de expandirse, con una penetración un 60% mayor que el año pasado, haciendo estas predicciones aún más evidentes. Ahora, los anunciantes que se afanaban en lanzar sus mensajes en los medios tradicionales, tendrán que aprender, rápidamente, a adaptarlos a los dispositivos móviles.

Mashable ha publicado 6 ideas sobre cómo los anunciantes están trabajando con diseñadores y desarrolladores para optimizar sus materiales de marketing para estas nuevas plataformas, que tienen sus propias reglas, sus propios retos y su propia tecnología.

1. Simplificación
Existen tres reglas básicas para el móvil: simplicidad, brevedad y accesibilidad. Las pantallas son pequeñas, la conexión a internet es lenta y la gente no suele tener mucho tiempo, por lo que las mejores experiencias móviles son aquellas que condensan la imagen más grande en un pequeño contenido agradable y para consumir sobre la marcha.

2. Propósito
Piensa en el uso que se le da a los distintos dispositivos, teniendo en cuenta por qué, cuándo y dónde el consumidor utiliza un dispositivo determinado. Después, hay que permitir que la audiencia a la que te diriges y su uso particular dicten la experiencia, el contenido, las funciones y las utilidades. Antes de decantarte por una plataforma, piensa en lo que tendría más sentido para el usuario y sus causas.

3. Páginas móviles
Cuando se diseña la versión móvil de una página hay que tener dos aspectos clave en mente: rapidez y usabilidad. Hay que tener en cuenta que cuando un usuario navega a través de su móvil lo hace, generalmente, buscando algo específico, y no está navegando sin más por la red. El usuario tendrá que poder acceder a los datos que busca rápida y fácilmente, sin tener que esperar demasiado a que se cargue la página. Además, a la hora de convertir una página web en una página móvil, hay que asegurar algunos aspectos:

  • Detectar automáticamente que es un teléfono móvil.
  • Llamadas a la acción caras en la parte superior de la página, donde se incluyan todos los aspectos importantes.
  • Evitar elementos no compatibles con los móviles.
  • Un diseño fluido que valga para un amplio rango de pantallas móviles.
  • Una interfaz adaptada a los dispositivos táctiles
  • Desplazamiento en una única dirección, horizontal o vertical.
  • Una sola ventana, donde tenga lugar toda la experiencia del usuario, sin pop-ups ni ventanas nuevas.
  • Navegación simple
  • Código limpio y simple, ya que los móviles no admiten muchos errores.
  • Etiquetas para las imágenes, ya que no siempre se pueden ver.
  • Rótulos claros en los distintos campos para que se pueda identificar qué información va en cada campo.
  • Posibilidad de acceder a la página original, sin optimizar, a través de un link.

4. Diseño receptivo
Uno de los mayores retos en el diseño móvil es la cantidad de dispositivos que existen por lo que, en lugar de diseñar una página específica para un determinado modelo, con un diseño receptivo podrás hacer que tu página se ajuste automáticamente a las características de cada uno. La tecnología para este tipo de páginas web está basada en una mezcla de CSS y un diseño flexible.

5. Llamadas a la acción para el móvil
Hasta que los smartphones sean una regla en el mundo, una forma efectiva de lanzar los medios tradicionales es relacionándolos con el móvil. Hay que tener en cuenta cuáles son los anuncios que verán los usuarios, cómo los verán y qué podrán hacer con sus dispositivos. Aprovecha también nuevas estrategias como los códigos QR, para que los consumidores puedan saber más sobre los productos, o incluso recibir contenidos exclusivos.

6. Aplicaciones
A veces las aplicaciones son la mejor estrategia para optimizar los contenidos para móviles. Los usuarios quieren que las aplicaciones hagan funciones simples y definidas de forma rápida y simple. La mayoría de las aplicaciones más populares sirven para hacer una única cosa, pero la hacen bien. Para conseguir hacer una aplicación de éxito, hay que crear una experiencia de marca, una herramienta o un juego que transmita el mensaje de marketing a la ver que ofrece utilizar u diversión a los usuarios.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir