Checklists

6 ideas para anticiparse al futuro del comportamiento digital

No hay manera de predecir el futuro. Pero siempre hay algunas señales que nos pueden ayudar a entender cómo puede ser lo que está por llegar. En el caso del comportamiento digital, hay algunas evidencias, habitualmente comportamientos humanos, que nos pueden apuntar la dirección en la que estamos yendo.

La información ha cambiado por completo, una vez más. Aplicaciones como Google Maps, Yelp o Foursquare han llenado los espacios físicos con una capa de información que no deja de crecer. Pero, como explicó Duane Bray, socio y director de IDEO, en la conferencia Mashable Connect de Orlando, los humanos no somos los primeros en hacer esto, sino que ya hay especies capaces de añadir información al espacio físico, como las hormigas con sus feromonas. Estos servicios lo único que hacen es ayudarnos a crear una inteligencia colectiva entre los humanos.

Otro aspecto tiene que ver con los cambios en los modos de conversación. En cualquier lugar habitualmente social, como un bar, ahora es habitual ver a un montón de personas con su teléfono móvil, aparentemente desconectados los unos de los otros. Pero lo cierto es que en muchas ocasiones están conversando entre ellos con el móvil, haciendo check-ins o comentando las fotografías que se acaban de subir del momento que están viviendo. El problema es que esta conectividad online está haciendo las conversaciones humanas más complejas y amenazadas por múltiples frentes. Al mismo tiempo, es capaz de capturar y compartir la narrativa de las experiencias de grupo de una forma totalmente nueva.

Por último, hay que tener en cuenta que la web está dando forma y fragmentando nuestro sentido de la identidad personal. La gente en internet tiene la oportunidad de crear su propia personalidad en función de lo que muestra al resto de los usuarios. Incluso tienen la capacidad de vivir online a través de múltiples personalidades que se mueven en ámbitos distintos, pero siendo siempre la misma persona. Ya no hay una identidad singular, sino identidades en mosaico.

Ante este entorno, ¿cómo navegaremos por el mundo?, ¿qué impacto tendrán las conversaciones del futuro?, ¿cómo interactuaremos con el mundo a través de nuestras personalidades múltiples? No hay respuesta a éstas ni a otras tantas preguntas, pero sí hay algunas ideas que nos pueden ayudar a afrontar la realidad que está por llegar en el comportamiento digital:

1. Sal de la zona de confort: prueba nuevos productos y servicios, incluso si no crees que sirvan para ti. Puede ayudarte a entender nuevos patrones o tendencias. Y si creas cosas que la gente utilizará, sal de la oficina y adéntrate en el mundo de tus futuros usuarios.

2. Magnifica los límites hasta el extremo: no te quedes en el medio de la curva. Busca a los usuarios más extremos, a la gente con perspectivas diferentes. Es ahí donde se encuentran las ideas más inspiradoras.

3. Explora fuera de tu campo de acción para encontrar comportamientos análogos: una de las mayores limitaciones está en estudiar sólo lo que ocurre en el propio campo. Hay que buscar ideas más allá de nuestra disciplina y ver qué enfoques o soluciones tienen allí.

4. Crea una visión centrada en el humano: piensa en tus proyectos desde la perspectiva de personas diferentes. Utiliza un mapa para documentar tus experiencias reales e identifica los pasos que se pueden mejorar.

5. Pruébalo: no pierdas la oportunidad de jugar ese papel. Dedica tiempo de inmersión en las herramientas, espacios y experiencias de los demás e identifica qué puedes aprender de ellas.

6. Hazlo tangible: haz que las ideas potencialmente buenas sean tangibles y llévalas al mundo real en forma de experimento. Así, la gente las podrá probar y mejorar. Aprovecha el feedback de estas experiencias para que la próxima versión sea aún mejor.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir