Checklists

60 signos de que su marca está en peligro de extinción

marcasNo es algo que a ningún "marketero" le guste oír, pero a veces las marcas se mueren. Y lo hacen víctimas de todo tipo de “males”. ¿Anda su marca algo alicaída últimamente? Branding Strategy Insider enumera a continuación las principales señales de alarma de las marcas moribundas:

1. Su marca ha lanzado un nuevo producto o servicio y ha fracasado.

2. Los clientes están abandonando su marca.

3. Está fallando a la hora de proporcionar valor añadido al cliente.

4. Sus clientes le están pidiendo constantemente descuentos.

5. No siente que su marca esté en posición de posicionarse sobre nada.

6. Su marca está intentando diversificarse para atraer nuevos clientes, pero lo único que genera son costes añadidos.

7. No tiene una historia.

8. Tiene una historia, pero se empeña en cambiarla una y otra vez para adaptarla a su última campaña.

9. No puede diversificarse.

10. Quiere seguir expandiéndose con la esperanza de aumentar sus ventas, pero la esperanza nunca se convierte en realidad.

11. Su producto no es lo suficientemente bueno.

12. Está apostando por el producto equivocado.

13. Alguien se ha apropiado del que ha sido siempre el ADN de su negocio.

14. No tiene un plan de crecimiento.

15. Los costes externos están matando a su marca.

16. Tiene un plan de crecimiento, pero no cuenta con un modelo de negocio.

17. Su marca es demasiado lenta.

18. Actúa sin pensar.

19. Piensa pero no actúa.

20. Su marca está baja de energía. Todos los que trabajan para usted están demasiado cansados para luchar.

21. Echa por tierra cualquier nuevo desarrollo tildándolo de mera “tendencia”.

22. Está enamorado de las tendencias y está siempre a la busca de la última moda.

23. Hay un creciente disonancia entre lo que su marca comunica hacia al exterior, entre lo que cree de puertas para dentro y entre lo que quieren de verdad los clientes.

24. La arquitectura de su marca resulta demasiado confusa para el consumidor.

25. Su ética es motivo de preocupación para el consumidor.

26. Se está quedando sin presupuesto, pero nadie parece alarmado porque todo parece hacerse con vistas a obtener rentabilidad a largo plazo.

27. Todo el mundo dentro de la empresa parece empeñado en saltarse a la torera el presupuesto previamente fijado.

28. Ahorra en todo aquello donde puede meter la tijera.

29. El cliente no tiene ninguna razón para preferir a su marca frente a la competencia.

30. Su marca no es capaz de alinear la oferta con la demanda.

31. Ha perdido conexión con sus clientes.

32. Sus proveedores están ninguneando a su marca.

33. Todo el mundo le recuerda los “días de gloria” de su marca.

34. Está prestando atención a las métricas equivocadas.

35. No sabe todo lo que debería saber sobre sus clientes.

36. Está poniendo demasiado el acento en la tecnología y está dejando de lado las relaciones.

37. Su cuota de mercado está congelada.

38. Se está quedando sin ideas.

39. Su marca está sobreviviendo, poco más.

40. Su fuerza se está debilitando. Por eso sus competidores se sienten cada vez menos intimidados por usted.

41. Contempla el servicio al cliente como un mero coste.

42. Está invirtiendo cada vez menos en innovación.

43. Está copiando a la marca líder en el mercado en el que su empresa opera o simplemente vendiendo todo más barato que ella.

44. Su producto está a punto de sufrir restricciones importantes por culpa de la legislación y su marca no tiene un plan B.

45. Su reputación está dominada fundamentalmente por lo que no hace, no ha hecho o no hará.

46. Está mintiendo para intentar mantenerse a flote y todo el mundo lo sabe.

47. Su marca no está centrada en nada.

48. No hay consistencia en las experiencias que su marca proporciona al cliente.

49. Su estrategia de marca es una “veleta”: cambia una y otra vez en función de los directivos que entran y salen de la empresa.

50. No está sacando el máximo partido a los productos y servicios ofertados por su marca.

51. Su marca es aburrida. Se agarra a lo viejo conocido en lugar de reinventarse.

52. Vive en una permanente guerra con sus rivales en el mercado y esa guerra está consumiendo sus recursos.

53. Su marca está perdiendo actualidad, no va con los tiempos que corren.

54. Su marca se ha buscado un socio que le está chupando la sangre y no puede o no quiere separarse de él.

55. Ha perdido contacto con aquello que alguna vez convirtió su marca en especial.

56. Confunde lo viejo con lo nuevo en el desarrollo de nuevas estrategias.

57. Su marca está metida en una profunda crisis de identidad.

58. Su CEO ha dejado de ser un embajador adecuado para su marca.

59. Los medios han perdido el interés en su marca.

60. Su marca ha perdido en consistencia y fiabilidad.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir