Checklists

7 lecciones de marketing que aprender de los errores de RIM y BlackBerry

Pocos han olvidado la época en la que los emails aparecían, casi por arte de magia, en el móvil. O esa lucecita que parpadeaba y nos hacía correr a mirar el teléfono. Y ese teclado increíble, que muchos han tratado de copiar y nadie ha igualado. Sí, era la BlackBerry. Ese dispositivo que nunca te fallaba y que hacía a todos sus poseedores hacerse sentir bien.

BlackBerry ocupó un nicho de mercado mucho antes de que el iPhone se convirtiera en la pieza de deseo de los aficionados a la tecnología o incluso antes de que Google pudiera siquiera imaginar que entraría en el mundo de la telefonía móvil. Una época en la que Research in Motion era el líder de los productos electrónicos, y que ha terminado por hacer que muchos nos preguntemos si RIM logrará sobrevivir.

Pero, ¿qué pasó? Una estrategia equivocada, errores no forzados y, un mal marketing han hecho que RIM siga el camino de otros muchos agentes de esta industria hasta el fracaso. Eso sí, pocos han cometido tantos errores en tan poco tiempo. Y, por esto, Mashable ha seleccionado las 7 lecciones de marketing que se pueden aprender de los errores de RIM.

1. Haz productos geniales
El éxito en el terreno de los productos electrónicos empieza por crear productos excelentes. De hecho, la BlackBerry fe, durante mucho tiempo, percibida como el mejor teléfono que había. La fuerza de sus ventas estaba en las recomendaciones boca a boca y consiguieron convertirse en un producto aspiracional y la gente quería uno porque sabía que a sus amigos y compañeros de trabajo les apasionaba.

Pero hoy la situación es diferente. Si se presta atención al entusiasmo que generan dispositivos como el iPhone o los teléfonos Android se ve que RIM no tiene ya nada de eso. Y en parte se debe a que dejó de hacer buenos smartphones para crear PlayBook, su tableta que, por cierto, no tuvo para nada una buena acogida. Y es que, el marketing de éxito empieza en buenos productos o servicios y, si no se tienen, simplemente no hay nada.

2. Construir sobre las fortalezas y no tratar de mejorar las debilidades
En lugar de intentar mejorar las áreas más débiles, las compañías tienen que construir sus estrategias sobre las fortalezas. Y, en el caso de RIM, ésta era la BlackBerry, un producto que abandonó para crear su tablet y no quedarse fuera de ese mercado. El resultado, trágicamente, fue que el mercado de los smartphones también dejó fuera a la compañía.

Por eso, sea cual sea el mercado, si una compañía se centra en mejorar sus debilidades, las fortalezas se irán atrofiando. La clave está en identificar las fortalezas y explotarlas y, así, se logrará superar prácticamente cualquier debilidad.

3. La gravedad siempre empuja hacia abajo
Aunque se haya logrado un cierto éxito, las compañías tienen que seguir innovando en sus productos, servicios y marketing para mantener esa posición que han alcanzado. Porque la competencia seguirá innovando y te adelantará en cuestión de segundos si no mantienes el ritmo. Y es que RIM no sólo dejó de lanzar nuevas BlackBerries mientras se centraba en su PlayBook, sinoq ue dejó de hablar con sus propios clientes durante demasiado tiempo.

4. Conocer quien es el cliente, con precisión
Los directivos y los equipos de RIM no parecían tener muy claro quién era el cliente de su compañía. Mientras algunos, como el co-CEO Mike Lazaridis consideraban que sus clientes eran las corporaciones, otros pretendían hacer llegar el producto al consumidor común. El problema es que, sin saber quién es el cliente, es imposible vender. El lenguaje, las acciones, las plataformas, las relaciones públicas y los mensajes cambian por completo en función del consumidor al que se trata de llegar.

5. Los ejecutivos son quienes marcan el tono del marketing
Apple y Amazon, como dos de las compañías de electrónica con más éxito del mundo, son un ejemplo perfecto. Sus directivos marcan el tono del marketing, y el resto les sigue. Algo que no es por casualidad, sino que, al día siguiente, se verá cómo la prensa se llena de cientos de artículos utilizando el mismo tono y las mismas palabras que se utilizaron en la presentación. La idea es enseñar a la compañía, pero también a los clientes, a los medios y al mercado cómo hablar de sus productos. Y, evidentemente, RIM olvidó hacer esto.

6. Evitar errores no forzados
Muchos errores de marketing vienen de casa, y suelen poder evitarse. Por completo. Y si no, analicemos los principales desarrollos de RIM recientemente: dejó de centrarse, voluntariamente, en la BlackBerry para trabajar en un producto en el que no tenía ninguna experiencia; no pudo identificar a sus clientes, y dejó de hacer marketing, dejando que la competencia tomara el relevo. Es decir, a RIM no le pasó nada, simplemente se perjudicó a sí misma.

7. Sigue hablando con tus clientes
Las compañías tienen que aprender a mantener conversaciones cualitativas con sus clientes para entender cómo se sienten acerca de lo que la compañía está haciendo y lo que planea hacer. Si RIM hubiera hablado con sus clientes, rápidamente se habría dado cuenta de que, la mayoría, no estaba nada interesada en una tableta sin email, mensajes y contactos integrados.

http://www.rim.com/

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other