líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

7 lecciones que el marketing de contenidos puede "robar" a los escritores de ficción

El marketing de contenidos es en realidad una forma de «storytelling», por lo que no resulta ni mucho menos descabellado pensar que esta disciplina pueda aprender de los escritores de ficción. Si se dedica al marketing de contenidos y necesita «salpimentar» sus contenidos, no dude en echar mano de los siguientes consejos de escritores de ficción que propone Ragan.com:

1. Aprenda el arte del suspense
Los «marketeros» aman los datos y por eso están acostumbrados a odiar los misterios y problemas no resueltos. Sin embargo, el marketing de contenidos es otra historia y demanda que los «marketeros» se sumerjan en las procelosas aguas del suspense. Es cierto que el suspense puede entrar en contradicción a veces con otras prácticas «marketeras» más tradicionales, pero merece la pena. El suspense es directamente proporcional al engagement con el consumidor. Por lo tanto, cuanto más suspense, más engagement.

2. No dude en reescribir el contenido
El problema de escribir contenido es que a veces suena demasiado a “contenido escrito”. Por lo tanto, no dude en darle otra vuelta de tuerca a sus textos para hacerlos más livianos y cercanos de cara al lector.

3. Muestre, no cuente
El consumidor no quiere que las marcas le cuenten lo maravillosos que son sus productos y servicios. Quiere que se lo muestren, en este caso, con historias.

4. Hágase amigo del conflicto
Para tener verdadera enjundia, las historias beben estar aderezadas con algo de conflicto. Son los conflictos los que hacen de imán en una historia. Por eso, cuando el conflicto termina, es muy probable que la atención del consumidor se dé también por finiquitada.

5. Tenga en cuenta que todo personaje quiere algo
Así lo dijo en su día el legendario escritor Kurt Vonnegut. Y no se equivocaba. Antes de escribir una historia, tenga muy claro quiénes son los personajes y lo que quiere cada uno de ellos. De nada sirve hablar sobre lo maravillosa que es una aspiradora si no sabemos lo que ésta quiere.

6. Escriba sobre lo que ama
Si usted mismo no está interesado en aquello sobre lo que escribe es muy probable que los demás tampoco estén interesados. Eche una pizquita de amor en todos sus contenidos para conectar con la audiencia.

7. Tome ideas prestadas de otros escritores
No es un plagio, es simplemente inspiración. E inspirarse en los demás es siempre bueno.

 

Martin Sorrell celebra el triunfo arrasador de WPP en #CannesLionsAnteriorSigueinte¿Se puede hacer "porno" con una ensalada de pollo? Sí, se puede y este anuncio lo confirma

Noticias recomendadas