líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Cómo pueden las marcas sortear la inflación?

Cuatro claves para que las marcas puedan esquivar la inflación (y prepararse para la crisis)

Berta Jiménez

Escrito por Berta Jiménez

Estas cuatro recomendaciones podrán servir a los responsables de marketing de las marcas para sortear la inflación así como la crisis venidera.

No hay duda de que la sociedad está atravesando un momento complejo a nivel global. Tras la pandemia que paró nuestras vidas en seco hace más de dos años, el mundo está viviendo una crisis global causada por la guerra de Ucrania que ha derivado en una fuerte subida de precios generalizada. Ante este escenario, las marcas deben saber cómo actuar y elegir los caminos que les sean más favorables.

La inflación y la subida de precios de los combustibles están poniendo en jaque a las marcas. Aproximadamente un tercio de los economistas estadounidenses afirman que es probable que se produzca una recesión; de hecho, algunos dicen que ya ha comenzado. Por ello, las empresas, tanto pequeñas como grandes, deben conocer las estrategias para sortear la crisis que, previsiblemente, llegará a la vuelta del verano.

Como recomendación, AdAge ha enumerado algunos objetivos que pueden ser clave para las empresas desde el punto de vista del marketing, centrándose en potenciar la confianza, orientarse hacia el valor, dominar la fidelidad y maximizar la eficiencia a través de la medición.

Esto es lo que deben hacer las marcas para sortear la crisis

1. Reforzar la confianza adaptando los mensajes a la situación

En un contexto de incertidumbre, es probable que tanto los responsables de marketing como los clientes estén preocupados cómo maximizar la eficiencia y aumentar los ingresos, aprovechando cada euro del presupuesto. Por eso, en este momento es necesario reforzar las conexiones con los clientes significa adaptar los mensajes a esa mentalidad.

Los profesionales del marketing deben destacar el valor de su producto o servicio, tratando de llegar a las emociones del consumidor y así fortalecer la confianza en las marcas a pesar de la inflación.

Además, una recesión afecta a cada persona de manera diferente: por ello, segmentar a los clientes en función del sentimiento que puedan tener y adaptar el marketing para reflejar ese sentimiento impulsará vínculos más fuertes en estos tiempos tan difíciles.

2. Ajustar los precios

Es vital adaptar los mensajes a la situación económica, porque no solo valen las palabras sino los hechos. Los profesionales del marketing tienen que infundir en sus estrategias una empatía con los clientes, mostrando que su compromiso con ellos es fuerte.

De esta manera, las empresas deberían empezar a aplicar precios dinámicos para ajustar las tarifas en función de las tendencias económicas en tiempo real. También pueden reducir el tamaño de los productos y ajustar los precios en consecuencia.

3. Personalizar las comunicaciones y las ofertas

Adaptar los mensajes y los precios a la recesión puede ayudar a las empresas a conectar con una amplia franja de clientes con dificultades. Pero los líderes de marketing se distinguirán del resto personalizando tanto las comunicaciones como las ofertas a los compradores, impulsando de esta manera el compromiso entre los fieles y transformando a los recién llegados en asiduos.

Por poner algunos ejemplos, los anunciantes pueden ofrecer a los compradores que regresan ofertas en compras recurrentes o recomendar artículos complementarios.

Las marcas también pueden utilizar información personal adquirida de forma consentida, como la profesión de un cliente, para lanzar ofertas personalizadas que recompensen al comprador. Asimismo, es importante impulsar los programas de fidelización para aumentar el compromiso.

4. Maximizar la eficiencia

Los responsables de marketing no pueden diseñar estrategias eficientes si no saben en qué están gastando o qué impacto están generando sus programas y socios. Por eso, la ejecución de todo lo anterior requiere optimizar el gasto e inclinarse por inversiones eficaces. La transparencia en tiempo real del rendimiento de los canales y las campañas puede marcar la diferencia entre unos resultados sobresalientes y otros mediocres.

Durante una recesión, es muy común recortar los gastos que no pueden medirse fácilmente. El marketing es una de las primeras disciplinas en sufrir recortes durante una crisis. Pero los responsables de marketing de las marcas deben estar atentos para, a pesar de la inflación, prestar atención a los canales y tácticas que impulsan el crecimiento incremental (y no sólo a las altas tasas de conversión).

 

El podcast narrativo de Vocento, "Fuera del Radar", alcanza los dos millones de escuchasAnteriorSigueinteAmazon, Shein y "el lado más oscuro del mundo de la moda"

Contenido patrocinado