Checklists

Directores de marketing y estrellas del rock: parecidos razonables

¿En qué se parece un director de marketing a una estrella del rock? A bote pronto, en nada. Sin embargo, bien miradas, una y otra profesión comparten muchos puntos en común. Peter Krainik los pone a continuación al descubierto en Forbes:

1. Como las canciones de rock, los programas de marketing son la suma de sus partes
Cada una de las secciones de un programa de marketing son como los versos de una canción. Es la suma de las partes la que hace el todo.

2. La práctica hace la perfección: el talento no basta
Un director de marketing o una estrella del rock pueden nacer con un talento innato para sus respectivas profesiones. Pero es la práctica la que sitúa a ambos en la cúspide.

3. La clave está en un ser un buen “mezclador”
Cuando una estrella del rock graba su música en estudio, el resultado final depende en buena medida de las “mezclas”. También en el marketing, el éxito o fracaso de una campaña tiene mucho que ver con la habilidad del director de marketing como “mezclador” de lo mejor de los recursos que están a su disposición.

4. A los fans hay que tratarlos como a los “groupies”: hay que darles lo que quieren
Como una estrella del rock, una marca no es nada sin sus fans, sin sus clientes. Por eso, hay que dispensarles un trato privilegiado de “groupies” y darles siempre lo que quieren.

5. Hay que recurrir a otros “géneros” en busca de nuevas ideas e inspiración
Una estrella del rock no sólo sabe de rock. Su maestría en esta disciplina depende en buena medida de su conocimiento de otras áreas como el jazz, el blues o la música clásica. Igualmente, el director de marketing está obligado a conocer no sólo su propia industria, sino también otros sectores para tener siempre a punto un “colchón” de nuevas ideas.

6. No hay que olvidar al personal de “estudio” que trabaja tras los bastidores
Si una estrella del rock no es nada sin sus músicos de estudio, un director de marketing necesita apoyarse también necesariamente en “personal de estudio”, empleados especializados en determinadas que áreas que limen las pequeñas imperfecciones de las campañas.

7. El éxito es colectivo
Las grandes estrellas del rock celebran sus éxitos con su banda porque saben que si n su equipo no son nada. En el marketing, las victorias tampoco se celebran en solitario. El director de marketing no deber ser nunca una “estrella solitaria”.

8. Hay que seguir tocando viejos éxitos, pero sin dejar de componer nuevas “canciones”
Toda estrella del rock tiene canciones que son míticas y que forman parte de su propia personalidad como artista. Por eso, en sus conciertos este tipo de canciones nunca faltan, pero tampoco las nuevas. Un director de marketing tiene también su propio repertorio de éxito, aquel que da entidad a la marca que dirige, pero debe rejuvenecerlo día a día con nuevas “canciones”.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir