Checklists

Las diez mentiras de la web 2.0

Con la explosión de las redes sociales, las comunidades online y la movilidad gracias a los teléfonos inteligentes, se ha comenzado a considerar la presencia de las marcas en este campo como una obligación. Se trata de un fenómeno inflado en el que encontramos algunas verdades a medias. En el blog de Alianzo podemos encontrar una recopilación de estos aspectos:

1. Si tu empresa no está en redes sociales, no tiene futuro. Nada más lejos de la realidad. Hay empresas a las que les conviene estar en redes sociales, pero a otras no, sobre todo si no tienen ninguna estrategia definida y no se dirigen con un plan ya establecido.

2. El marketing en redes sociales es muy barato. Abrir una página en Facebook o un perfil de Twitter tiene coste cero, sí. Pero eso es sólo el principio, ya que después se deben crear contenidos relevantes que generen atención e interés, y se debe atender a los seguidores uno a uno.

3. Con las redes sociales se puede prescindir de los intermediarios mediáticos y publicitarios, y hablar directamente con nuestros clientes. Esto no es completamente cierto, pues el marketing y los medios convencionales siguen siendo necesarios por su gran influencia. La publicidad en televisión es todavía la que mejor funciona en términos de branding.

4. Una marca podrá gestionar su propia comunidad. Esto es muy difícil de conseguir salvo que se trate de empresas con una gran legión de seguidores detrás, como Apple o Harley Davidson. En este caso, normalmente es más sencillo introducirse en comunidades que ya existen para que sus miembros se relacionen, desde ahí, con la marca.

5. Hay que trazar una estrategia de medios sociales. Sí, pero ésta debe estar integrada dentro de una estrategia aún mayor de comunicación, si no, carece de sentido.

6. Los blogs han muerto y hay que estar en Facebook. Ni lo uno, ni lo otro. La presencia en Facebook debe aportar algo, y en ocasiones hay páginas de marca con muy pocos seguidores, lo que en el fondo perjudica más su imagen de lo que ayuda. En cuanto a los blogs, son una herramienta perfecta para llegar a los principales públicos de la empresa, y aún no se están aprovechando en su totalidad.

7. Hay que conseguir el mayor número de seguidores. Esto no es del todo cierto, pues se cumple la regla de la calidad sobre la cantidad. A partir de un número de usuarios, lo que se debe buscar es que estos sean participativos, más que continuar aumentando la cifra. Los algoritmos de Facebook tienen en cuenta ambas variables (participación y número de seguidores) a la hora de destacar un contenido u otro en el muro de los usuarios.

8. Hay que tener un community manager. Este término, junto con el de community strategist, se ha extendido rápidamente y está de moda. Pero no convence que se ocupe de esto solamente una persona a labor parcial, sino que lo importante es implicar a toda la organización en esta tarea.

9. No es posible calcular el ROI (retorno sobre la inversión) de un esfuerzo en medios sociales. Esta es la afirmación que se utiliza para que el cliente pague un importe fijo, ya que sí es posible medirlo en términos de menciones o seguidores.

10. Barack Obama es el mejor caso de éxito. Y aunque las redes sociales influyeron bastante, no conviene compararlo, sobre todo teniendo en cuenta que posteriormente no ha satisfecho las expectativas que en su momento generó a través de las redes sociales.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir