líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Checklists

12 claves para no fallar en el lanzamiento de un nuevo producto

Los 12 pasos para lanzar un producto con éxito

El lanzamiento de un nuevo producto siempre es arriesgado y, por eso, compartimos las 12 claves para lanzar un nuevo producto y mejorar las oportunidades de éxito.

lanzamiento producto

Las primeras impresiones hablan por sí solas. Y si es en el mundo del marketing, aun más. Un consumidor tarda unos segundos en decidir si el producto le interesa o prefiere pasar a otra opción. Por eso, nuestra oferta debe llamar la atención desde el principio y para conseguirlo podemos rescatar herramientas de marketing y publicidad. De esta manera creamos una percepción al consumidor para que lo reciba de forma positiva y nos elija entre la enorme variedad del mercado.

Pero primero debemos analizar varios elementos. Es importante saber cuando es el momento ideal para ofrecer algo y, por supuesto, quien es el público al que merece la pena dirigirnos. Todo ello sin desviarnos de la atención que genera el marketing, con estrategias intencionadas y mesurables para que nuestro producto siempre esté a la orden del día.

1. Planifica con antelación

En el mundo de los negocios no vale la impulsividad. Debemos ser pacientes y analizar bien la situación del mercado antes de lanzarnos con nuestra idea. La planificación previa es uno de los pasos más importantes, porque requiere un análisis en profundidad de la situación actual, así como conocer el mercado al que estás a punto de entrar. Como hemos mencionado antes, las primeras impresiones son las que cuentan, así que ten cuidado con la imagen que vayas a dar a tu público.

2. Identifica tu buyer persona

Otro de los pasos más importantes es saber a quién nos dirigimos. El buyer persona se define como la representación ficticia de tu cliente ideal. Se trata de pensar en el segmento de población al que nos queremos dirigir y definir su comportamiento, hábitos y hobbies para intentar conectar con ellos. Conocer las preferencias e intereses de tu audiencia puede ayudar a que el lanzamiento de tu producto sea bien recibido.

ejemplo buyer persona

3. Plan de lanzamiento: propuesta diferente y captura de atención

En este paso es fundamental guiarnos por las cualidades únicas de nuestro producto. Debemos desarrollar un plan en el que especifiquemos tanto el precio, como el público objetivo, el lugar dónde será vendido, qué tipo de publicidad se utilizará para su divulgación y las ventas que estimamos en un periodo de tiempo determinado. Además, deberemos evaluar si verdaderamente nuestro producto ocupa un nicho de mercado lo suficientemente grande como para obtener ingresos, así como lograr que llame la atención desde el principio.

4. Objetivos y estrategia

Antes de nada deberemos distinguir entre ambos términos. Mientras que los objetivos son resultados concretos que nos fijamos como empresa parar alcanzar en un plazo relativamente fijo, la estrategia se define como el plan para conseguir los objetivos marcados, es decir, el conjunto de acciones diseñadas para conseguir los objetivos definidos en el plan de marketing. Una vez tenemos la estrategia clara y los objetivos marcados, pasaremos a definir el posicionamiento de nuestro producto y plantearnos como queremos que conozcan nuestro producto, qué tipo de comunicación realizaremos o el tipo de promoción que lanzaremos.

5. Crea un mensaje apropiado

El paso anterior nos lleva a la etapa de comunicación, en la que definiremos el tono de la marca que estamos desarrollando. El producto debe publicitarse a sí mismo cuando el consumidor decida qué comprar. Tenemos que atraerle y que nos elija, ya sea a través del envoltorio o la etiqueta, pero hay que dejar claro para qué sirve el producto. Lo ideal es un mensaje corto, amable y directo, ya que el consumidor en general no dedica mucho tiempo a leer la etiqueta.

6. Fija un presupuesto

La finalidad de un negocio es ganar dinero, por eso es importante determinar un presupuesto coherente y basar nuestras acciones en él. Hay que tener en cuenta que por cada acción que realicemos, estaremos gastando dinero, lo que quiere decir que deberemos saber cuanto queremos ganar por cada euro invertido. En este aspecto, no podemos olvidar algunos de los gastos fijos más comunes, como las nóminas, las tasas o los impuestos. Nuestro presupuesto tiene que reflejar todos estos gastos para intentar recuperar el dinero invertido con algo de beneficio.

7. Ciclo de venta del producto

Una vez definidos nuestra estrategia, objetivos y posicionamiento y presupuesto, procedemos a acompañar de cerca la evolución de nuestro producto desde su lanzamiento. Ni todos los productos son iguales, ni están dirigidos al mismo público. Por ello, es importante medir el desarrollo y analizar los posibles comportamientos de nuestros clientes. Cada detalle cuenta y este análisis puede hacernos enmendar posibles errores antes de que sea demasiado tarde.

8. Fase de atracción

El siguiente paso es atraer al potencial cliente. Para ello tenemos que demostrar que nuestro producto, además de ser bueno y cumplir con una necesidad, debe conseguir ser deseado por el consumidor. Es importante que responda adecuadamente a la variable calidad-precio y que los atributos por los que destaca cumplan con éxito su función. Además, no podemos dejar atrás la parte diferencial que nos caracteriza, ya que es el contexto más importante para que nos elijan a nosotros frente a la competencia.

atracción cliente a mi producto

9. Comunicación eficaz

Cuando el producto es conocido por nuestro consumidor, deberemos estar con él para que lo tenga siempre presente, aunque sin abordarle demasiado para evitar el efecto rebote. Para ello existen varias estrategias de comunicación con las que conseguimos generar interés sin pasarnos. En nuestra comunicación post lanzamiento deberemos describir las características del producto para que sea plenamente conocido, así como las ventajas que ofrece. Es importante dejar claro para qué sirve y cómo utilizarlo para que no haya dudas. Además, una atención al cliente satisfactoria siempre ayuda a que la experiencia de compra de nuestro consumidor sea fructífera, por lo que podemos comunicar las posibilidades de pago y las ofertas activas con el único propósito de fidelizarle.

10. Credibilidad

Todos nuestros esfuerzos en marketing, packaging o descuentos deben estar apoyados por la credibilidad de nuestro producto. No hay que olvidar que el consumidor está invirtiendo parte de su dinero en nuestro negocio, por lo que si sus expectativas no son las que esperaba o se siente estafado, es muy probable que no vuelva a comprar. Si conseguimos que nuestra marca genere fiabilidad, el consumidor confiarán e invertirán más tiempo y dinero en nosotros.

11. Fácil acceso

Aunque nuestro producto sea el mejor del mercado, si el acceso a él es complejo, nos podemos olvidar de ser los elegidos. Hay que invertir tiempo en que la visibilidad de nuestro producto sea la adecuada. Aquí entra en juego el buyer persona del que hablábamos antes, ya que, si hemos definido el potencial público objetivo, será más fácil analizar donde está y cómo llegar hasta él.

12. Garantiza el consumo de tu producto

El lanzamiento de nuestro producto, aun con todos los pasos bien estructurados, no garantiza su consolidación en el mercado a lo largo del tiempo. Es necesario convencer a las personas para que continúen consumiendo nuestro producto o servicio, quizá de las tareas más complejas dentro de un negocio. Se trata de un reto para todo emprendedor que acaba siendo la brecha entre el éxito y el fracaso.

Si te ha parecido interesante este listado con tips para lanzar tu producto de éxito, ¡no te olvides de compartirlo en redes sociales! Y si quieres saber más acerca sobre el éxito de los productos, no se pierda nuestro post sobre cómo crear publicaciones asombrosas para promocionar sus productos en Facebook.

Los 10 tipos de personalidad más comunes en los social media, ¿cuál es la suya?AnteriorSigueinte7 tendencias tech aplicadas al sector del marketing y la comunicación que veremos en 2021

Noticias recomendadas