Checklists

Los 8 errores más comunes en los blogs corporativos

El blogging corporativo es de las fórmulas más efectivas de social media marketing, especialmente para las empresas B2B, pero también puede convertirse en una "trampa". Inc. enumera a continuación las principales "trampas" en las que tienden a caer las compañías al adentrarse en el territorio del blogging corporativo:

1. Egocentrismo
Un blog corporativo en el que todo gira alrededor de la empresa que lo promueve aleja a posibles lectores en lugar de atraerlos. La mayor parte de los internautas no quieren leer sobre una compañía en particular sino que demandan contenido e información verdaderamente útil.

2. Inconsistencia o infrecuencia
Como cualquier otra publicación, los blogs deben ser actualizados frecuente y consistentemente si quieren atraer a una audiencia sólida. Visitar un blog corporativo que no ha sido actualizado durante meses transmite al lector una pobre imagen sobre la empresa que los promueve. Es como si la compañía anunciara públicamente que a nadie le interesa visitar sus puntos de venta.

3. Poca diversidad en los posts
Los blogs no son estáticos y admiten múltiples formatos de posts para atraer a la audiencia, desde las entradas meramente informativas a las críticas, pasando por los case studies, los checklists, las entrevistas y los debates.

4. Textos planos y aburridos
Para hacerlos lo más atractivos posible al lector y también para facilitar su lectura, conviene ilustrar las entradas de los blogs corporativos con fotografías, ilustraciones, gráficos e infografías. Asimismo, es recomendable la inclusión en lo posts de material multimedia y de encuestas para fomentar así la participación de los lectores.

5. Voz corporativa débil o ausente
La voz de una compañía equivale a la personalidad de una marca y al tono con el que ésta quiere transmitir su propia personalidad a la audiencia. Un blog corporativo sin voz es, por lo tanto, un blog sin personalidad de marca.

6. Dificultad para delegar
Para llevar el proyecto a buen puerto, la empresa que pone en marca un blog corporativo tiene que aprender a delegar. Para sacarle el máximo partido, el blog no debe ser “propiedad” de una única de persona, sino que debe estar abierto dentro y fuera de la compañía a colaboraciones de terceros.

7. Sin estrategia de contenidos
Un blog corporativo que no esté respaldado por una sólida estrategia de contenidos no conduce en realidad a ninguna parte.

8. Sin planes a largo plazo y sin calendario editorial
Un calendario editorial fuerza a la compañía que promueve un blog corporativo a tener en cuenta fechas clave a la hora de abordar determinados temas, a asignar tareas a los diferentes miembros del equipo, y a identificar intervalos de tiempo en los que habrá que estar especialmente atentos a la actualidad.

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir