Checklists

¿Pensando en cambiar de look? Si quiere que su marca siga triunfando, evite estos 7 errores

rebrand Embarcarse en el proceso de renovación de una marca puede ser un trabajo muy arriesgado. No sólo se trata de darle una nueva capa de pintura superficial, significa mostrar a los consumidores que la compañía está cambiando su manera de hacer negocios.

A la hora de transformar la imagen de una empresa, un buen “marketero” debe ser detallista y adaptarse a los cambios sociales, pero siempre con cuidado para no perder el posicionamiento y público del que ya dispone.

Con el fin de hacer del proceso de renovación una transformación exitosa que lleve a la marca a una nueva etapa, ofrecemos a continuación una lista de los siete errores a evitar a la hora de embarcarse en el ‘rebranding’:

1. Una marca es más que un nombre o un logotipo: cambiar el color o la tipografía de un logo no va a solucionar los problemas de base de una compañía. A la hora de renovar una marca hay que cambiar actitudes internas que se reflejen en la identidad visual corporativa, si no, el ‘rebranding’ no servirá para nada, sólo para confundir a los clientes.

2. No olvide el posicionamiento de su marca en el mercado: es necesario que comprenda cómo su producto o servicio influye en la vida de sus consumidores para mantener de alguna forma esa filosofía aunque realice ciertos cambios.

3. Cambiar el nombre porque sí: el nombre de una marca debería contar algo sobre la compañía. Por ello, si se decide cambiar, el nuevo nombre debe conectar con los consumidores y tener una razón de ser.

4. No hacer ‘los deberes’: a la hora de embarcarse en un proceso de renovación es esencial que la empresa invierta los esfuerzos y el tiempo necesarios para conseguir un resultado satisfactorio.

5. Seguir a la manada: una marca debe tener personalidad propia y no dejarse llevar con demasiada facilidad por modas que podrían ser pasajeras.

6. No integrar la nueva concepción de marca en la anterior: muchas empresas introducen su nueva imagen de la noche a la mañana. Para evitar que el cambio de imagen se ‘introduzca con calzador’ hay que integrarlo progresivamente con la imagen anterior.

7. Enterrar lo extraordinario: descubra lo que hace a su marca especial y centre su nueva imagen en ello.

Te recomendamos
En otras webs

sección dmexco

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir