líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

3 piedras filosofales para que el formato híbrido de trabajo se transforme en oro

ChecklistsEscena de la película 'Harry Potter y la Piedra Filosofal'

Consejos para lidiar con el formato híbrido de trabajo

3 piedras filosofales para que el formato híbrido de trabajo se transforme en oro

Recogemos de la mano de Fast Company tres consejos para optimizar al máximo el formato híbrido de trabajo que se está implantando.

Este verano y otoño, las empresas comenzarán a dar la bienvenida a los trabajadores, que regresarán a la oficina después de un año de teletrabajo. Al menos, lo harán de forma parcial, con un modelo de trabajo híbrido. Sin embargo, está claro que hay una desconexión entre el deseo de los empleados de volver de forma presencial y el que tienen los jefes.

Después de un período en casa, sin un ambiente de trabajo en el que hay constantes distracciones y diversas tareas más allá de las correspondientes, preocupa que baje el rendimiento y la productividad. Por eso, muchas compañías están intentando trazar una forma de permitir la flexibilidad y maximizar la producción de los empleados.

Para eso, hay que tener muy claro cuáles son los proyectos en los que es necesario estar juntos de manera física. El vicepresidente de experiencia de usuario global Michael Peachey asegura, tal y como recoge Fast Company, que antes todo el mundo estaba desde casa y había una igualdad de condiciones. “Ahora que volvemos a este espacio híbrido, Zoom no es suficiente y tenemos que pensar en cómo utilizar estas herramientas”, dice.

Recogemos, a través de Fast Company, 3 factores que hay que tener en cuenta acerca del trabajo híbrido.

1. Es imprescindible organizar las tareas

Antes de nada, hay que determinar cuáles son las tareas y responsabilidades más adecuadas para realizar desde casa y a cuáles les viene mejor el entorno más colaborativo de la oficina. «En general, creo que las tareas administrativas, como revisar el correo electrónico, programar reuniones y planificar el próximo trabajo, pueden hacerse en casa», afirma la antropóloga de ADP Martha Bird.

Otras, como las reuniones, es preferible que se programen para los días en la oficina. Bird señala que tiene valor volver a un entorno presencial, especialmente para los empleados más jóvenes o que acaban de llegar, que no tienen mucha interacción durante su jornada laboral.

Bird considera que los equipos que se reúnen anualmente en un retiro fomentan la unión de las personas y el pensamiento creativo. «La dinámica de la colaboración en equipo en persona siempre seguirá siendo vital», comenta. «Hay algo energizante y maravilloso en reunirse en el mismo espacio, para resolver problemas y debates creativos», apunta.

2. Del compromiso a la experiencia

Últimamente, las compañías se están centrando sobre todo en las políticas relacionadas con el teletrabajo o la presencialidad. No obstante, ha llegado el momento de poner más énfasis en desarrollar prácticas que apoyen el bienestar y la productividad de los empleados a largo plazo. Es decir, es la hora de buscar una experiencia más positiva.

«Es importante tener en cuenta que cada persona tiene su propia presión. Lo que se puede hacer de forma más productiva en casa depende realmente de las circunstancias domésticas particulares de cada trabajador«, dice Bird.

Por eso, es importante que los directivos escuchen las necesidades personales de los trabajadores y sean flexibles. Bird señala que lo más probable es que haya tres tipos de empleados: los que están deseando volver, los que temen regresar a la oficina y un último que estará bien de cualquier manera.

3. Esforzarse por democratizar el lugar de trabajo

«Desde el principio y desde la contratación, hay que tener una cultura de empresa en la que todos los empleados tengan la sensación de pertenecer a ella«, comienza Bird en este punto.

Aparte de la flexibilidad laboral, deben transmitir que no importa si se está en casa o en la oficina, porque se van a tener las mismas oportunidades y se va a valorar su trabajo de igual modo.

Por otro lado, puede que los formatos híbridos provoquen cambios en el diseño de las oficinas, especialmente en las abiertas, que solían priorizar el espacio común. «Ahora las organizaciones van a tener gente que está de forma más o menos permanente a distancia. Existe la oportunidad de crear salas de reunión y espacios de colaboración», concluye Bird.

Por ejemplo, se podrían crear zonas designadas para las reuniones virtuales con auriculares u otras para conseguir una concentración más profunda. La descentralización de la sede principal también puede ser una tendencia que empiece a estar al alza.

 

Smilebrand crea la campaña #CuidamosDeLosNuestros, de apoyo a los deportistas españoles, para SanitasAnteriorSigueinteLas historias LGTBI+ más emotivas llegan a TikTok a través de una serie de Amazon Prime Video

Noticias recomendadas