Checklists

¿Quiere ser arquitecto de su propia start-up? Constrúyala apoyándose en estos 8 pilares

legoArmarse de valor y fundar una start-up no es fácil ni mucho menos. Antes de lanzarnos a la aventura del emprendimiento, necesitamos atisbar lo que nos espera al otro lado. Si anda dándole vueltas a la idea de convertirse en emprendedor y está todavía un poco “perdido”, le recomendamos apoyar su proyecto en los 8 pilares que propone a continuación t3n.de:

1. La “madera” de emprendedor
Convertirse en emprendedor implica mucho riesgo y mucho trabajo. Para dar a luz una start-up se necesita mucho coraje, mucha disciplina y mucha pasión. También el carisma y las habilidades comunicativas con un “plus” a la hora de convertirse en emprendedor. Además, hay que ser lo suficientemente habilidoso para convencer a los demás de que las ideas propias merecen realmente la pena.

2. La idea
La simiente de toda start-up es una idea, una idea que debe ser buena. ¿Y cómo se sabe cuándo una idea es buena? En realidad es más fácil de lo que parece. Una idea es buena cuando resuelve un problema y lo hace además de manera innovadora. Eso sí, para alumbrar ideas buenas no se necesita sólo un poco de suerte y de inspiración. Detrás de casi todas las buenas ideas hay muchas horas investigación y análisis.

3. La búsqueda socio
Los emprendedores en solitario son una excepción en el universo de la start-ups. En este sentido, la búsqueda de socio, de compañero de viaje, resulta casi imprescindible cuando nos lanzamos a la piscina del emprendimiento. A la hora de buscar socio o socios, debemos ser conscientes de nuestros puntos fuertes y nuestros puntos flacos y buscar personas cuyas habilidades complementen lo mejor posible las nuestras.

4. La financiación
Para poner los cimientos de una start-up, se necesita alguien que financie la “obra”. A la hora de encontrar financiación para nuestra start-up, podemos recurrir a programas de apoyo a emprendedores, colgarnos del brazo de business angels y apostar por las plataformas de crowdfunding.

5. El plan de negocio
Si queremos que los inversores apoyen nuestra start-up, debemos pertrecharnos necesariamente de un plan de negocio. Ese plan de negocio es además un seguro de vida de cara al futuro de la empresa. Sin plan de negocio, las start-ups corren el riesgo de morir prematuramente.

6. La página web
En la era digital toda start-up con ánimo de prosperar debe tener a su vera una página web, ya sea para presentar los productos y servicios que ésta ofrece como para venderlos directamente al consumidor. Una start-up sin página web estará siempre “coja”.

7. El plan de comunicación
Para conectar con su público objetivo, las start-ups necesitan dar que hablar y darse a conocer y para ello es imprescindible dedicar tiempo y esfuerzo a las acciones de comunicación para dar a conocer la empresa. Las redes y los blogs corporativos son fórmulas económicas y efectivas para generar “buzz” en torno a una start-up de nueva creación.

8. Los contactos
Este último pilar es quizás el más importante para prosperar en el universo de las start-ups. Para hacer contactos es imprescindible participar activamente en comunidades online de emprendedores y tomar parte activa en ferias y congresos relacionados con el emprendimiento.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir