Checklists

¿Quiere ser un superhéroe del inbound marketing? Hágase con estos 10 superpoderes

superheroeEn la nueva era digital las marcas no pueden permitirse el lujo de “incordiar” al consumidor y están abocadas irremediablemente a caer en los brazos del inbound marketing.

Pertrecharse de técnicas para llegar al consumidor de manera no intrusiva e interrumpiéndole lo menos posible es una obligación para los “marketeros” de nueva hornada.

Todos los “marketeros” quieren hincarle el diente al inbound marketing, pero ¿qué distingue a aquellos que triunfan de verdad en esta disciplina de aquellos que simplemente se empeñan en hacerla suya por estar de moda? La diferencia la marcan los “superpoderes” que enumera a continuación HubSpot. Un superhéroe del inbound marketing se distingue por estos hábitos:

1. No buscan la perfección. Para ellos es más importante lo “hecho” que lo “perfecto”.

2. Saben mantener a raya su ego. Saben que un exceso de arrogancia se traduce a la larga en una merma de la productividad, la creatividad y la colaboración.

3. Son realistas a la hora de marcarse objetivos. Son conscientes de que en el inbound marketing entran en juego muchísimas variables y no dejan que los árboles les impidan ver el bosque.

4. Se centran en mejorar las métricas con mayor impacto. Son capaces de aislar aquellas métricas que realmente les interesan de las que no tienen para ellos tanto interés.

5. Son ágiles. Monitorizan cada día el progreso de los objetivos que se han marcado previamente y son capaces de cambiarlos rápidamente si algo no marcha según lo previsto.

6. Se marcan objetivos a corto y largo plazo verdaderamente medibles.

7. Convierten los “insights” en acciones. Tienen la habilidad de extraer datos valiosos del maremágnum de información a la que se enfrentan a diario para tomar buenas decisiones.

8. Son capaces de fusionar habilidades “marketeras” procedentes de múltiples áreas. La mayoría de “marketeros” son expertos en una o dos áreas. En el universo del inbound marketing los “marketeros” tienen una visión más global y ponen sobre la mesa conocimientos de varias áreas simultáneamente.

9. Se preguntan constantemente el porqué de las cosas. Su objetivo último es optimizar el tiempo empleado en cada una de sus tareas.

10. No tienen miedo del fracaso. Están dispuestos a experimentar y saben que los experimentos van ligados ocasionalmente al fracaso.

Te recomendamos
En otras webs

reportaje atresmedia

Atresmedia

Highway to Sales

beon

Reportaje Manifiesto

Compartir