Anunciantes

¿Es el sexo el principal "leit motiv" de las marcas de coches?

La industria automovilística ha sido acusada en múltiples ocasiones de utilizar el sexo para vender coches. También en la actualidad, donde algunas marcas han sido puestas en la picota en los últimos meses por su "obsesión" con el sexo.

Hace algunas décadas eran moneda común de cambio los anuncios sexistas que cuestionaban el desempeño de las mujeres como conductoras. Un ejemplo de ello es un spot de Goodyear, calificado por muchos como el anuncio más sexista de todos los tiempos.

Bastantes años después, las mujeres siguen sin salir demasiado bien paradas en la publicidad de coches. Un reciente anuncio gráfico de BMW compara, por ejemplo, a una mujer con un coche usado.

Otro ejemplo reciente en esta misma línea es un anuncio de Toyota Yaris que, aunque divertido, fue prohibido de manera casi fulminante en Australia, su país de origen.

En 2010, y para promocionar el nuevo Juke, Nissan lanzó una serie de anuncios en los que se comparaba el Nissan Juke con una supermodelo. A Nissan le llovieron las críticas, pero logró su principal objetivo: llamar la atención y dar que hablar.

Las imágenes provocativas son comunes en la publicidad de coches dirigidos fundamentalmente a los hombres. Es el caso de este anuncio del todoterreno Nissan Pathfinder, protagonizado por una mujer luciendo un sexy bikini.

La mujer es la principal arma de las marcas de coches para demostrar que el sexo vende en sus campañas publicitarias, aunque algunas, como Subaru, han dado una vuelta de tuerca a este tópico, sustituyendo a las mujeres por orondos luchadores de sumo.

También Volvo se burla abiertamente de la “obsesión” de sus competidores con el sexo en el divertido spot “How to make a sexy car ad”.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir