líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantestendencias diseño marcas

Tendencias de branding para 2021

En 2021 las marcas darán un beso (con lengua) a estas 7 tendencias de diseño

En 2021 las marcas no deberían quitar ojo a estas 7 tendencias de diseño, las que coparán todos los focos en el universo del branding en los meses venideros.

tendencias diseño marcasComo las marcas, el diseño debe reinventarse a sí mismo también de vez en cuando. El branding que era otrora el colmo de la modernidad comienza a desprender un nauseabundo olor a naftalina de la noche a la mañana. Y se hacen necesarios, por ende, ciertos retoques estéticos para lucir más joven.

En 2021 las marcas no deberían quitar ojo a las 7 tendencias de diseño que Kathrin Düring, responsable en Europa de 99designs, desmenuza a continuación en un artículo para Horizont:

1. Poner rostro a las marcas

A la gente le gusta poner cara a las marcas que arrojan en el carrito de la compra. Los diseñadores con el foco puesto en el branding son cada vez más conscientes de esta realidad y por eso en el futuro veremos probablemente más imágenes de personas poniendo rostro a las marcas que hay parapetadas detrás.

El semblante juega un rol esencial en la adjudicación de determinados roles a las marcas. Y por eso no pocas compañías utilizan representaciones de personas reales para presentarse de cara al consumidor.

Colgándose del brazo de rostros humanos, las marcas tienen no solo más control sobre su apariencia final sino que se proveen además de puntos de contacto para enfatizar las cualidades de sus productos y servicios valiéndose de diferentes estilos artísticos.

2. Arte entreverado de extravagancia

Aquellas marcas que tienen particularmente en la mirilla a los más jóvenes pueden y deben apostar por estilos de branding que se salen deliberadamente de la norma.

Las imágenes únicas y singulares, en especial si son divertidas o sencillamente extravagantes, tienen la ventaja de ser memorables y garantizan, por ende, el reconocimiento (que es, al fin y al cabo, una de las piedras angulares del branding).

La extravagancia toma habitualmente la forma de ilustraciones dibujadas a mano, pero se ajusta también como un guante a todo tipo de estilos artísticos. También son populares a la hora de maridar arte y extravagancia los animales con hechuras antropomorfas y vestidos con atuendos humanos para enfatizar su carácter absurdo.

Los diseñadores tienen vía libre para dejar volar su imaginación a este respecto. Es crucial, eso sí, que el estilo utilizado encaje con la personalidad de la marca.

3. Colores expresionistas

El branding en su vertiente más tradicional asume que las paletas de colores simples y consistentes son las que mejor funcionan. Y aunque esta norma no escrita tiene mucho de verdad, lo cierto que es también una importante rémora para el branding (al que limita inevitablemente).

¿Qué deben hacer entonces las marcas si desean expresar su propia identidad valiéndose de una gama de colores más compleja y dar a cada uno de sus productos su propio significado apoyándose en colores diferentes? La respuesta a esta pregunta pasa por el uso del color de una manera mucho más expresionista.

En 2021 los colores intensos expresarán el particular propósito de las marcas, aquello que las mueve en último término. Y cada vez más marcas están experimentando, no en vano, con paletas de colores no convencionales.

La clave está en que los colores escogidos logren conferir tanto individualmente como a nivel global una nota inconfundible a las marcas y sus productos y servicios.

4. Tomar partido por algo

El fustigadísimo planeta Tierra carga sobre los hombros con una larguísima retahíla de problemas. Y en este sentido, a la gente y también las marcas les cuesta cada vez más ser neutrales.

Los centennials y los millennials en particular esperan que las marcas se mojen en temas sociales, económicos y medioambientales. Y por eso su branding debe reflejar también de alguna manera su propósito.

¿El objetivo? Que el consumido conozca (o al menos intuya) a simple vista los valores de las marcas.

El propósito de las marcas puede tomar la forma de guiños al medio ambiente en el logotipo (que puede, por ejemplo, ser de color verde) y de imágenes en las redes sociales y en su página web que den cuenta de su activismo.

5. Patrones geométricos

Aunque los patrones geométricos no reemplazan ni mucho menos ni a logos ni a las imágenes de marca, lo cierto es que utilizados en el lugar adecuado (en un anuncio, una camiseta y una web) dan fuelle a la experiencia de marca.

Las formas geométricas son una buena opción porque logran el equilibrio perfecto entre estímulo y distracción y vienen de perlas a las acciones de comunicación con el foco puesto en el logotipo.

Si los patrones geométricos utilizados en las marcas imitan además determinados elementos del logo, el branding despliega todo el poder que alberga en sus entrañas.

6. Imperfección deliberada

A ojos de algunas personas la perfección se halla en los pequeños (y casi imperceptibles) errores.

El branding deliberadamente imperfecto, maridado a menudo con ilustraciones y fuentes tipográficas dibujadas a mano, es especialmente popular entre los grupos de público objetivo más jóvenes y más anticulturales.

Esta tendencia surge como reacción al branding pluscuamperfecto de tiempos pretéritos, cuando cada detalle estaba consagrado a la perfección.

Cuando las marcas desean desembarcar y hacerse hueco en mercados inusitados, esta tendencia cobra particularmente sentido y pertrecha a las marcas de un «look & feel» inconfundible. Estamos, eso sí, ante una tendencia que no se ajusta ni mucho menos a todas las marcas.

7. Ofrecer experiencias

El branding va más allá del logo, la web o el packaging. En 2021 el consumidor reclamará a las marcas no solo productos primorosamente diseñados sino también experiencias solapadas a tales productos.

Con el e-commerce al alza, la experiencia «unboxing» es ahora más importante que nunca. Y las marcas y los diseñadores deben alumbrar experiencias que tengan en consideración la apertura del packagig a fin de cuidar al máximo los detalles y cautivar al consumidor no solo con lo que hay alojado en el envase sino también con la manera de abrirlo.

Boing incorpora formatos publicitarios en forma de Calendario de Adviento para el sector jugueteroAnteriorSigueinteEn esta simpática campaña navideña los buzones entonan villancicos a pleno pulmón

Noticias recomendadas