Anunciantes

4 claves para que las temidas crisis de imagen no devoren (a dentelladas) su marca

4 claves para que las temidas crisis de imagen no devoren (a dentelladas) su marcaEn la nueva era digital, en la que las redes sociales son el pan nuestro de cada día, las marcas lo tienen extraordinariamente fácil para ser auténticas, transparentes y accesibles para su audiencia.

Sin embargo, en los nuevos e hiperdemocráticos entornos digitales los consumidores, crecientemente henchidos de poder, tienen también la capacidad de poner en severos aprietos a las marcas.

Es entonces cuando se desencadenan las temidas crisis de imagen, capaces de “quemar” en cuestión de horas la reputación que las marcas han labrado durante años y años.

Pese a que el 59% de las empresas dice haber experimentado en alguna ocasión una crisis, lo cierto es que sólo el 54% dispone de un plan para contrarrestar eventuales crisis de imagen.

¿Lo peor? Que las marcas se arriesgan a perder el 22% de su negocio cuando sus clientes potenciales se topan con una única crítica negativa sobre ellas en la primera página de resultados de los motores de búsqueda.

Para gestionar adecuadamente una crisis, capaz de hacer trizas la reputación de las marcas en tiempo récord, debemos tener en cuenta las 4 claves que disecciona en la siguiente infografía la web especializada en comunicación corporativa Commpro:

1. Monitorización
Para mantener a salvo su reputación en la vasta inmensidad de la red de redes, las marcas no deben quitar ojo ni a las redes sociales ni a las webs para realizar valoraciones online ni tampoco a sus propias páginas web, donde el contenido generado por el usuario puede originar “incendios” de difícil extinción.

2. Proactividad
A fin de salvaguardar su reputación, las marcas están obligadas a contar con un equipo que esté monitorizando contenidos las 24 horas al día durante los 7 días de la semana en la red de redes. Deben trabajar asimismo duro para crear su propia “huella digital”, optimizar y verificar sus propiedades online y desarrollar planes que prevean y cubran cualquier escenario (para enfrentarse con garantías a una eventual crisis).

3. Acción
Una vez desencadenada la crisis, las marcas deben procurar ser pacientes, responder con contundencia (pero sin hacer tampoco demasiadas declaraciones) y comunicarse con muchísimo tacto con el gran público, puesto que cualquier traspié puede hacer aún más grave la “hemorragia”.

4. Revisión
Tras la puesta en marcha de su plan de crisis, las marcas deben analizar concienzudamente la eficacia de su dicho plan y poner a continuación todo el foco en su propia reconciliación con la opinión pública.

4 claves para que las temidas crisis de imagen no devoren (a dentelladas) su marca

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir