líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Así actúan las personas ante la crisis del COVID-19

4 perfiles sociales que surgen tras el confinamiento: ¿cómo pueden las marcas fomentar la responsabilidad?

Profundizamos de la mano de Mario Arqued (Ipsos España) en el comportamiento de los individuos durante estas semanas y en lo que las marcas pueden aportar ante esta crisis.

perfiles sociales

La pandemia del coronavirus ha revolucionado la vida de las personas, transformando por completo su rutina. Sin embargo, esta crisis sanitaria, económica y social está afectando de manera diferente a cada persona y, al mismo tiempo, los individuos optan por seguir caminos separados durante estas semanas de cuarentena y tomar decisiones más o menos responsables.

De la mano de Mario Arqued, del equipo cualitativo de Ipsos España, conocemos los diferentes perfiles sociales que están surgiendo en pleno confinamiento y qué es lo que las marcas pueden aportar en esta situación.

En primer lugar, el experto se detiene en dos factores que ayudan a construir los perfiles actitudinales que nacen a raíz del brote de coronavirus. Por un lado, la credibilidad hacia las fuentes de información. Los ciudadanos se encuentran ávidos de noticias y la información se multiplica, al igual que la desinformación. Y, por otro lado, la sensibilidad social de las personas: sensación de comunidad vs. fortalecimiento del individualismo, así como la mayor o menor empatía hacia los colectivos vulnerables.

Teniendo en cuenta ambos factores, Arqued describe cuatro perfiles sociales:

1. Los sociópatas

En este perfil se agrupan las personas que desconfían hasta de las fuentes oficiales. Se trata de individuos no informados y que siguen conductas irresponsables que ayudan al contagio. Destacan por una menor credibilidad y una menor sensibilidad social.

2. Los responsables

Por el contrario, los responsables se engloban dentro del grupo con mayor credibilidad y mayor sensibilidad social, y se alzan como ejemplos para la sociedad. Son personas que se hacen cargo de la excepcionalidad de la situación, que confían en las fuentes oficiales de información y que asumen el sacrificio personal que deben realizar para luchar contra el virus.

3. Los desinformados sociales

Los desinformados sociales – menor credibilidad y mayor sensibilidad social – están concienciados a nivel social pero, sin embargo, acuden a fuentes no oficiales, lo que les lleva a tener conductas poco responsables que no contribuyen a la mejora de la situación. Por ejemplo, compartir números falsos de atención a los enfermos, visitar parientes o acudir al supermercado en grupo.

4. Los incívicos informados

Por último, describe al grupo más complicado de todos: mayor credibilidad y menor sensibilidad social. A pesar de que son personas que conocen la gravedad de la situación a través de fuentes oficiales, optan por no cumplir con las recomendaciones y tomar un camino egoísta: viajar aunque esté prohibido, realizar compras excesivas o salir a la calle a hacer deporte. «En términos clásicos sociológicos, los «gorrones del sistema» que se aprovechan del cumplimiento social de las normas para autoerigirse en «excepciones», señala Mario Arqued.

«Las marcas tienen que estar a la altura e ir de la mano de la sociedad»

Ante esta realidad y conscientes de las características que definen a cada uno de estos perfiles, así como sus hábitos durante el confinamiento, ¿qué pueden hacer las marcas para fomentar la responsabilidad?

Según el profesional de Ipsos España, para «convertir» a los sociópatas las compañías deberán centrarse en reforzar los mensajes sancionadores en conjunto con los canales oficiales, jugando con el miedo y la afectación directa. No obstante, señala que este perfil tiende a disminuir por la democratización de la pandemia.

Para ayudar a los desinformados sociales, deberán impulsar los canales oficiales y aquellos que se dedican a desmontar bulos.

«Insistir en mensajes solidarios y de generosidad social» será clave para los incívicos informados. Se trata de informar sobre los sacrificios de los distintos colectivos y de las posibles sanciones a través de mensajes de cero tolerancia social.

Por último, para ayudar a los responsables a hacer más llevadera esta etapa, las marcas deberán continuar con mensajes de ánimo y agradecimiento.

«Solo si entre todos conseguimos que los responsables representen a la grandísima mayoría, podremos salir antes de esta suerte de distopía. Solo si sancionamos, directa o socialmente, a los otros tres perfiles, aceleraremos el proceso y aplanaremos la curva. Las marcas, también en este momento, tienen que estar a la altura e ir de la mano de la sociedad», finaliza Mario Arqued.

Coronavirus y periodismo: ¿es el "home office" como ver los toros desde la barrera?AnteriorSigueinteCocunat dona 10.000 mascarillas y ayuda a los servicios sanitarios en España

Noticias recomendadas