líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Enarbolando la bandera de la responsabilidad social corporativa

5 maneras en que las marcas pueden arrimar el hombro para cambiar el mundo

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Para arrojarse en los brazos de la responsabilidad social corporativa las marcas deben ponerse la valentía por montera y volcar los recursos apropiados en una causa específica.

activismoLa responsabilidad social corporativa es mucho más que un «palabro» en el que los marketeros invierten litros y litros de saliva. En los tiempos que corren, contagiados del espíritu del activismo, las marcas desempeñan un rol fundamental moldeando la sociedad en la que han decidido echar raíces y apuntalando los valores de sus propios clientes.

De acuerdo con el informe global «Earned Brand» de Edelman, el 64% de los consumidores boicotearía a una marca únicamente por hacer públicos determinados posicionamientos políticos y sociales. Aun así, más de la mitad de los consumidores coincide en señalar que las marcas están en posición de subsanar determinados problemas sociales mejor aún que los gobiernos.

Por esta razón las compañías que hacen gala de valores que están alineados con los de sus clientes son recompensadas con elevadas dosis de fidelidad por parte de su clientela (además de con un mayor «brand awareness»).

La responsabilidad social corporativa ya no es una opción, es un «must» para las marcas

Conscientes de que, si desean ganarse el favor del consumidor, deben pensar en algo más en las ventas, cada vez más marcas están enarbolando la bandera de la responsabilidad social corporativa.

En 2018 Patagonia anunció su decisión de donar 10 millones de dólares (ahorrados previamente en impuestos) a organizaciones enfocadas en la defensa del medio ambiente. También el año pasado Nike fichó a Colin Kaepernick en una arriesgada campaña que le granjeó críticas pero también muchísimos aplausos (bastante más sonoros que las primeras). No en vano, gracias a esta campaña la marca deportiva espoleó fuertemente sus ventas al otro lado del charco.

Para cambiar el mundo y hacerlo un lugar un poco más habitable las marcas deben ser sobre todo y ante todo valientes y echar mano también de los consejos que propone a continuación Fortune:

1. «Mojarse» (y hacerlo de verdad). En temas de responsabilidad social corporativa las marcas deben dejar atrás las medias tintas y mostrar coraje, el mismo que les exigen sus clientes.

2. Comprometerse con un tema específico y desplegar los recursos adecuados para que el compromiso acabe metamorfoseándose en algo real. Una vez la marca está comprometida con un tema concreto, necesita volcar su presupuesto y su experiencia en el desarrollo de soluciones tan consistentes como transparentes.

3. Involucrar a los empleados. Amparadas en trabajadores motivados las marcas podrán amplificar sus valores de manera tan efectiva o más que cualquier campaña de social media marketing. Las organizaciones deben apoyarse en sus empleados para dar voz y apoyar las causas que han elegido y demostrar que sus esfuerzos en materia social son verdaderamente genuinos.

4. Ser parte de la conversación (de manera consistente). Para ello las marcas deben estar permanentemente informadas sobre la causa que han elegido abanderar a través de las redes sociales, los blogs, los medios impresos y otros canales a su disposición. Así podrán conectar con personas que están comprometidas también con idéntica causa.

5. Crear un círculo virtuoso. La mejor manera en que las marcas pueden animar a sus clientes a darles su apoyo es procurando sostén a causas que les toquen personalmente a ellos y a la comunidades de las que forman parte.

 

Hotwire es la consultora de comunicación mejor valorada según SCOPENAnteriorSigueinteKFC quiere invitar a sus seguidores más originales a una suite en el Palace

Contenido patrocinado