Anunciantes

5 razones por las que la centenaria BMW es una marca tan longeva (y tan especial)

bmwBMW está de cumpleaños (y no se trata de un aniversario cualquiera ni mucho menos). La marca alemana, que se jacta de ser una de las empresas más valiosas del mundo en unos rankings donde sólo parece haber espacio para las compañías "made in USA", acaba de cumplir 100 años que, a juzgar por su eterna lozanía, no aparenta (ni aparentará jamás).

Detrás del centenario éxito BMW hay parapetadas muchísimas razones. A continuación, y de la mano de Spiegel, desmenuzamos las más importantes:

1. BMW no nació como fabricante automovilístico
Hoy en día BMW, que tiene 116.000 empleados y factura la friolera de 80.000 millones de euros, debe su fama a sus lujosos vehículos deportivos. Sin embargo, lo cierto es que la marca teutona hizo sus primeros pinitos, no en el universo de la automoción, sino en el de la aeronáutica. BMW salió del cascarón el 7 de marzo de 1916 y lo hizo como fabricante de motores de avión.

2. El éxito le vino a BMW después de morder el polvo (y casi arruinarse)
Mucho antes de que BMW conquistara el éxito como fabricante de automóviles, la empresa estuvo al borde de la quiebra. En 1959 la empresa germana estuvo a punto de arruinarse. Los carísimos vehículos de BMW apenas se vendían y la compañía afrontaba además cuantiosas pérdidas. Con el “microcoche” Isetta BMW se anotó un auténtico éxito de ventas, pero otro vehículo pequeño, Mini, no pudo contener la hemorragia en la empresa alemana. BMW era huérfana por aquel entonces de vehículos de gama media y eso le pasó factura, tanto que casi “murió". Cuando BMW estaba a punto de ser engullida por su rival Mercedes-Benz, entró en acción Herbert Quandt, un aguerrido accionista de la empresa germana que, con el apoyo del estado de Baviera, se las ingenió para sacar a la marca del pozo en el que estaba. ¿Cómo? Apostando por la producción de limusinas deportivas, esas que son hoy por hoy el símbolo de BMW.

3. La familia más rica de Alemania dirige BMW con puño de hierro
La familia de Herbert Quandt, el que fuera “salvador” de BMW, continúa al volante el imperio automovilístico germano. Tras la muerte de Herbert Quandt, fue su viuda quien asumió las riendas de la empresa. Y cuando Johanna Quandt falleció en 2015 a los 89 años de edad, sus hijos Susanne Klatten y Stefan Quandt se convirtieron en sus herederos. En sus manos está el 47% de las acciones de BMW y sus ellos quienes controlan todas las decisiones estratégicas de la compañía. Con una fortuna estimada de casi 27.000 millones de euros, la familia Quandt tiene la vitola de ser la familia más rica de Alemania.

4. BMW es dueña de una ingeniería “marketera” absolutamente perfecta
En 2015 BMW despachó 2,25 millones de vehículos en todo el mundo y consiguió aumentar sus ventas por quinto año consecutivo. Su mercado principal es Europa, donde vendió el año pasado casi un millón de automóviles BMW y Mini. Su segundo mercado más importante es Asia donde despachó más de 684.000 coches. Y el tercero es discordia es América, donde BMW vendió en 2015 más de 495.000 vehículos. BMW debe en buena parte sus abultadísimas cifras de ventas a su inteligente estrategia de marketing y publicidad. En 2001, cuando la publicidad en formato vídeo era todavía una suerte de entelequia, BMW se marcó un auténtico éxito viral con la serie “The Hire”, protagonizada por el actor Clive Owen y visionada por más 100 millones de personas en todo el mundo. No podemos olvidar, por otra parte, que BMW fue en tres películas de James Bond la compañera inseparable de fatigas (automovilísticas) de Pierce Brosnan.

5. BMW es un icono (omnipresente) en la ciudad de Múnich
Es casi misión imposible visitar la ciudad alemana de Múnich y no toparse con BMW. La marca germana ocupa grandes espacios publicitarios en el aeropuerto de la metrópoli y también dentro de la ciudad sus símbolos están por todas partes. Entre BMW y Múnich hay muchos paralelismos que tanto a una como a otra les gusta explotar: su prosperidad económica, su éxito y su fama de ser caras (carísimas).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir