Anunciantes

Los 5 "salvavidas" de las marcas en las embravecidas aguas del océano digital

La digitalización se ha convertido en los tiempos digitales que corren en el particular mantra de las empresas (de las que no quieren quedarse rezagadas en un mundo, el marketero, "casado", casi literalmente, con las nuevas tecnologías).

En plena era digital a las compañías los retos se les multiplican y están obligadas a encarar con garantías el gran cambio (tecnológico) que se les avecina.

Los desafíos a los que se enfrentan las empresas en una era marcada por la digitalización fueron precisamente el eje central de la ponencia que Shama Hyder, CEO y fundadora de The Marketing Zen Group, pronunció el pasado martes en el marco del congreso Werbeplanung.at Summit 2017.

A juicio de Hyder, el éxito de las marcas a la hora de aproximarse a la digitalización se apoya en estos 5 principios:

1. Tener el foco puesto en el cliente
En las redes sociales los consumidores hablan sin cortapisas de sus deseos y necesidades. Razón de más para que las marcas tengan eternamente la mirada puesta en estas plataformas a fin de conectar con sus clientes y dar cumplida satisfacción a sus deseos y necesidades más íntimas. En la nueva era digital, recalca Hyder, las empresas no pueden permitirse el lujo de mirarse el ombligo y deben tener siempre los oídos muy abiertos para escuchar al cliente.

2. Educar y formar a la audiencia
Al consumidor no le basta con que las marcas cubran sus necesidades más hedonistas, necesita también alimento para el cerebro en forma de información relevante y de calidad. La publicidad no puede, por lo tanto, ser irrelevante y debe despertar la curiosidad innata del consumidor y animarle a buscar más información.

3. Ser transparentes
En la nueva era digital las marcas están obligadas (no les queda otra en un mundo gobernado cada vez más por las redes sociales) a ser transparentes y accesibles para el consumidor. Antaño las marcas emitían información y el consumidor se limitaba a escuchar. Hoy en día tanto las marcas como los clientes emiten información y están condenados a escucharse los unos a los otros.

4. Enarbolar la bandera de la agilidad
En los tiempos digitales que corren, donde los cambios se suceden a la velocidad, las marcas deben ser ágiles y estar prontas a la experimentación. Si no quieren quedarse rezagadas e ir siempre instaladas en el vagón de cola del tren digital, las marcas deben tener siempre la antena puesta para detectar tendencias, descubrir nuevas herramientas y poner en marcha experimentos (que no siempre saldrán bien). Eso sí, los experimentos deben ser convenientemente evaluados para valorar si merecen o no la pena.

5. Apostar por el vídeo
En el nuevo universo digital la atención del consumidor es cada vez más exigua, en particular cuando se enfrenta a contenido en formato texto. Razón de más para que las marcas apuesten cada vez más por el vídeo, cuyo consumo no requiere tanta atención por parte del consumidor (que peca cada vez más de perezoso).

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir