Anunciantes

Las cualidades de las marcas que resisten

Los 5 vigorosos "músculos" de las marcas duras de pelar

El éxito de las marcas es extraordinariamente deudor de su capacidad para resistir y esquivar con gallardía los obstáculos que salen a su paso. Las marcas resistentes comparten las siguientes cualidades.

marcas¿Cómo se mide el éxito de una marca? ¿Son los (pingües) beneficios los que trazan el sendero del éxito? ¿Son las ideas innovadoras las que marcan la diferencia? ¿Es el éxito deudor de la ubicuidad pura y dura?

Algunos pasan por alto este factor, pero lo cierto es el éxito de las marcas pasa en gran medida por su habilidad para resistir y esquivar las balas que amenazan de manera constante su propia supervivencia.

Las marcas que son capaces de resistir (y por ende, de persistir en el tiempo) son dueñas de las cualidades que disecciona a continuación Fast Company:

1. Hacen gala de un carácter absolutamente único y tienen confianza en sí mismas

Si quieren resistir (carros y carretas), las marcas deben tener un profundo conocimiento de quiénes son, cuáles son sus valores y cómo desean expresarse de puertas para afuera. De lo contrario, la imagen que proyectan hacia el exterior podría teñirse de opacidad y la opacidad es un pecado mortal en la era de la transparencia elevada a la máxima potencia.

2. Hacen pivotar sus decisiones en torno a sus principios más básicos

Las organizaciones que se ponen los principios (los propios) por montera tienen meridianamente claro aquello que hace palpitar su corazón (y también el de sus empleados). Para encajar golpes, y no morir, las marcas deben planificarlo todo al milímetro, sopesar sabiamente sus decisiones y moverse en direcciones que discurran siempre paralelas a sus propios principios.

3. Planifican y ejecutan el crecimiento a su propio ritmo

Las marcas más resistentes acostumbran a planificar todo con mucha antelación, tienen en mente múltiples resultados cuando pergeñan sus planes, maximizan las oportunidades a su alcance y los objetivos a largo plazo son siempre su estrella polar. Es importante, eso sí, no llevar la planificación al extremo, puesto que de lo contrario la capacidad de adaptación (clave en los tiempos que corren) podría verse seriamente cercenada.

4. Responden adecuadamente a las necesidades eternamente cambiantes de sus clientes

Las marcas resistentes son adaptables y están permanentemente en sintonía con las demandas de sus audiencias. Evolucionan conforme a los nuevos gustos, las nuevas personalidades y las nuevas identidades de sus clientes. Para adaptarse de manera constante al consumidor (que está casado con el cambio) las marcas necesitan tener la mirada puesta en los datos a fin de interpretar la voz del consumidor, expandir su oferta de productos y mejorar la atención al cliente.

5. Están centradas e invierten en objetivos realmente alcanzables

Las marcas resistentes definen con una claridad absolutamente diáfana sus objetivos, que son siempre realistas y por supuesto medibles. Para las marcas es muy fácil distraerse y extraviarse por senderos que nada tienen que ver con lo realmente importante. Por eso la concentración (y la fidelidad a los objetivos previamente fijados) es un auténtico “must” para las organizaciones.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir