Anunciantes

50 AÑOS DE COLGATE EN ESPAÑA

Nota de Prensa:

Conocer cómo han evolucionado los hábitos de consumo e higiene buco-dental de los españoles en los últimos 50 años es la clave de Colgate, que llegó a nuestro país en 1955, para haberse convertido en la marca más popular del mercado español. Tanto, que en el último año ha vendido casi 50 millones de pasta dentífrica en España.

Cuando Colgate lanza en nuestro país su primera pasta dentífrica en 1956, (la pasta blanca de Colgate, a 5 pesetas) sabe que los españoles, apenas superadas las penurias de la posguerra, están deseosos de lucir una bonita dentadura. Lo importante en ese momento es la estética, que los dientes estén resplandecientes, y así lo manifiestan las primeras campañas publicitarias de Colgate en España: tener una dentadura blanca y brillante es imprescindible “para triunfar en el amor y en los negocios”. Colgate, cuya intención era dar un valor añadido a sus consumidores, introduce ese mismo año el flúor en sus pastas de dientes, mostrando lo que va a ser una constante a lo largo de toda su andadura en España: ofrecer las mejores fórmulas para dar una respuesta real a las necesidades y problemas de los consumidores.

Cincuenta años después las cosas han evolucionado mucho: ahora con un consumidor mucho más informado y exigente, la salud y el cuidado de la boca tienen un peso mayor, pero sin olvidar en ningún caso la estética. Dado que los españoles sonríen una media de 30 veces al día, según ha identificado Colgate (estudio “Colgate Total Más Blanqueador”), la apariencia de la dentadura –brillo, blancura, consistencia- no puede descuidarse en ningún caso, sobre todo si los destinatarios de nuestras mejores sonrisas son nuestros hijos (provocan el 14% de las razones para sonreír) o nuestro entorno más inmediato (las situaciones graciosas de la vida causan el 12% de nuestras sonrisas diarias). Por cierto: a los jóvenes de 25 a 34 años lo que les mueve a la sonrisa es el dinero; los hombres sonríen más entre amigos que las mujeres, y ellas sonríen más por culpa del amor…

En este medio siglo cuidando las sonrisas de los españoles, Colgate ha sido pionero en la introducción de nuevos productos y fórmulas que ofrecen resultados clínicamente probados, algo clave para la compañía. Ya hemos hablado del flúor: el descubrimiento de este componente, que ahora puede parecer anecdótico, por tantas veces mencionado, fue trascendental para la higiene bucodental, ya que por fin se podría combatir con éxito la enfermedad no contagiosa más frecuente entre los seres humanos: la caries.

En esta guerra silenciosa contra la caries Colgate daba un paso más con el lanzamiento, avanzada la década de los sesenta, de Colgate Azul, que contenía flúor activo para combatir el mal aliento, blanquear y abrillantar los dientes. La estética seguía siendo importante para los españoles, pero ya se imponía la idea de que nada es bonito si no está también sano. Cada nuevo producto Colgate añadía nuevos componentes para mejorar la salud dental, hasta el lanzamiento, ya en 1987, de Colgate Antisarro. Su importancia fue grande: los españoles ya conocían los efectos nocivos del sarro para la salud de sus bocas, y disponían por fin de un medio para combatirlo diariamente.

El salto cualitativo para la higiene buco-dental se produce en 1993, cuando Colgate presenta en España el que, desde entonces, es su producto “estrella”: Colgate Total. Por primera vez un dentífrico es “anti” los principales problemas bucodentales: antiplaca, anticaries, antisarro, antigingivitis… y además, cuida las encías.

Siempre se ha dicho que el ser humano es una animal de costumbres, quizá por eso volvemos a demandar lo que ya pedíamos hace cincuenta años: estética y cosmética. Por suerte la porcelana ya no es necesaria para lavar los dientes, como ocurría allá por el siglo XIX, y ahora tenemos productos como Colgate Sensation Blanqueador, con microcristales, que fortalece y blanquea los dientes, o Colgate Oxygen, que libera diminutas burbujas de oxígeno durante el cepillado, eliminando suavemente la placa y las impurezas.

En la actualidad, los españoles son más que conscientes de la importancia de cuidar su salud buco-dental. Colgate viene desarrollando desde 2002 el Mes de la Salud Bucodental, en el que se revisa gratuitamente el estado de sus bocas (más de 60.000 personas han visitado al dentista gracias a este programa). Las preguntas formuladas a quienes acuden a las revisiones permiten conocer mejor cómo se comportan los españoles de hoy ante la higiene dental: 7 de cada 10 españoles dicen cepillarse los dientes al menos dos veces al día, aunque aún hay camino por recorrer: entre los niños de 6 a 12 años, el 11% aún no se cepilla los dientes.

La higiene dental: una preocupación de siglos
Colgate fue la primera compañía que envasó la pasta de dientes en un tubo, a finales del siglo XIX, acabando así un largo periodo en el que los dientes se limpiaban con los más extraños productos: polvo de coral, cáscara de huevo quemadas o porcelana eran remedios caseros abrasivos habituales para limpiar y blanquear los dientes.

Después vino el bicarbonato, que comenzó a emplearse para limpiar y blanquear las bocas más exigentes, dando paso a su vez a las primeras cremas dentales, que antes de presentarse en tubos se vendían como polvos para disolver o botes a modo de ungüentos.

Sin remontarse tan atrás, la higiene buco-dental de los españoles en los últimos 50 años, es la historia de un gran paso adelante en la que Colgate ha jugado un papel protagonista. El reto del futuro, en el que la compañía está comprometida, es lograr que el 100% de los españoles cuiden su boca todos lo días con una visión 360º: cuidando sus hábitos alimenticios, manteniendo una higiene completa diaria y visitando periódicamente al dentista.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir