Anunciantes

A IKEA le entra el "canguelo" y pone límites a la posibilidad de devolver de por vida sus productos

IKEAEl pasado mes de agosto IKEA sorprendió a propios y a extraños anunciando a bombo y platillo que iba a cambiar su política de devoluciones y que iba a permitir a sus clientes devolver de por vida sus productos, incluso estando ya montados y con signos de uso.

Sin embargo, parece que a la marca escandinava le ha entrado miedo de su propia valentía y ha decidido retractarse de plan inicial, al menos en Alemania, uno de los tres países junto a Noruega y Dinamarca en que IKEA había decidido implantar sus fabulosas y ventajosas devoluciones de por vida.

Las devoluciones de por vida en IKEA entraron en vigor en Alemania el pasado 25 de agosto. En virtud de la nueva política de devoluciones de la marca sueca, los clientes tenían a priori derecho a devolver de por vida todos los artículos adquiridos a partir de esa fecha. Y decimos a priori porque IKEA ha decidido introducir limitaciones a esta quizás demasiado laxa política de devoluciones.

El derecho de devolución de por vida “tiene también mucho que ver con el sentido común de las personas”, asegura ahora Peter Betzel, director de IKEA en Alemania.

Y bien, ¿qué quiere decir Betzel cuando apela al sentido común? Básicamente que un cliente que desee deshacerse, por ejemplo, de una cocina con 15 años de edad no lo tendrá a partir de ahora tan fácil para devolverla así como así. “Nuestro modelo de negocio simplemente no lo resistiría”, recalca Betzel.

A partir de ahora, estará en manos de IKEA decidir si acepta o no las devoluciones de sus productos, en concreto estará en manos de sus empleados (y de su buena o mala voluntad).

Betzel reconoce que esta decisión no sentará probablemente muy bien a sus clientes, pero de seguir a rajatabla la devolución de por vida, IKEA se iría a la quiebra. O eso asegura al menos el máximo responsable de la multinacional sueca en Alemania.

En Noruega y Dinamarca el derecho a la devolución de por vida lleva implantado desde hace tres años y parece que a IKEA le siguen saliendo los números y no está ni mucho menos al borde de la bancarrota.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir