líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

A la FIFA le caen de nuevo chuzos de punta: ¿compraron Adidas y Alemania el Mundial de 2006?

Anunciantesadidas

A la FIFA le caen de nuevo chuzos de punta: ¿compraron Adidas y Alemania el Mundial de 2006?

adidasLa FIFA continúa en el ojo del huracán. Y con ella también sus adláteres. Según publica Spiegel, la Federación de Fútbol de Alemania (DFB) creó en su día una «caja negra», a la que el ex presidente ejecutivo de Adidas, Robert Louis-Dreyfus (fallecido en 2009) transfirió en secreto en el año 2000 10,3 millones de francos suizos (aproximadamente 6,7 millones de euros). ¿El objetivo? Que la sede del Mundial de 2006 recayera en Alemania, como finalmente ocurrió.

De aquella transferencia secreta no quedó constancia (de manera oficial) ni el presupuesto del Comité de la Candidatura alemana ni el presupuesto del Comité Organizador de la Copa del Mundo de Fútbol de 2006.

De acuerdo con la información que obra en poder de Spiegel, el dinero se empleó supuestamente para sobornar a los cuatro representantes asiáticos del Comité Ejecutivo de la FIFA (integrado por 24 miembros).

De acuerdo con Spiegel, el presidente del Comité Organización del Mundial de 2006, Franz Beckenbauer, el presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Wolfgang Niersbach, y otros altos cargos estaban al tanto de la “caja negra”.

Un año y medio después de la transferencia realizada por Louis-Dreyfus a esa “caja negra”, el directivo de Adidas exigió la devolución del dinero y la suma fue ingresada después en la cuenta de la FIFA en Ginebra en concepto de celebración de la ceremonia inaugural del Mundial de 2006 en Berlín. ¿El problema? Que esa ceremonia inaugural no se llegó nunca a celebrar.

Entretanto, las partes implicadas en este nuevo escándalo no han tardado en salir a la palestra para desmentir su involucración en el mismo. La Federación Alemana de Fútbol ha rechazado de manera categórica en un mensaje publicado en su página web las acusaciones de tener una “caja negra” para comprar la sede del Mundial de Fútbol de 2006. Según la Federación, la transferencia a la que alude Spiegel sí se realizó, pero en un concepto no relacionado con la Copa Mundial de la FIFA de 2006.

Por su parte, Adidas ha negado asimismo su participación en el soborno destapado por Spiegel y ha asegurado que “no dispone de información acerca de las transacciones comerciales hechas por la empresa Adidas AG”, afirma el gabinete de prensa de la marca deportiva en declaraciones al portal ruso R-Sport.

No ha tardado tampoco en echar balones fuera Franz Beckenbauer. “No deslicé a nadie dinero para que comprara votos destinados a la adjudicación del Mundial de 2006 a Alemania. Y estoy seguro de que tampoco ningún miembro del comité de la candidatura lo hizo”, recalca el presidente del Comité Organización del Mundial de 2006.

 

Este ocurrente spot de cemento conseguirá resquebrajarle por dentro (de la risa)AnteriorSigueinteConnect, la nueva campaña de LOLA para SEAT

Noticias recomendadas