Anunciantes

A McDonald's le sale otro enemigo: el falafel quiere hacer "picadillo" a las hamburguesas

falafelDecenas de coloridos grafitis decoran las paredes de los establecimientos de la cadena de restaurantes de comida rápida JF Street Food en Dubai. En sus mesas de madera hay sobre todo jóvenes que degustan con fruición falafel, humus, tabulé, ensaladas, wraps y limonada con menta. De fondo se escucha música pop.

JF Street Food, en cuyos restaurantes el verdadero protagonista culinario es el falafel, es una marca pionera en su género. Su fundador, el libanés Mohamed Bitar, constató que no había ninguna cadena de comida rápida dedicada al falafel y en 2007 decidió aprovechar este vacío en el mercado y abrir su primer restaurante en Abu Dhabi. Ocho años después la empresa de este avispado libanés tiene 45 filiales en diez países diferentes. La mayoría son países árabes, pero JF Street tiene también locales en Canadá, en Londres y tiene previsto establecerse próximamente en Berlín y Ámsterdam.

Los países árabes están llenos hasta los topes de filiales de Burger King, Kentucky Fried Chicken, Domino’s y Starbucks. Y siguiendo su ejemplo, en estos países están saliendo últimamente del cascarón cadenas especializadas en gastronomía local que, como JF Street Food, están pensando en echar raíces fuera de su “patria china”.

En Oriente Medio, y sobre todo en el riquísimo Dubai, hay cada vez más cadenas de comida rápida árabe. A JF Street Food se han sumado después marcas como Manoushe Street, Wild Peeta, Operation Falafel o S’wich. Y casi todas ellas tienen en mente “hacer las maletas” y probar suerte fuera de las fronteras de sus países de origen.

¿Tendrán suerte en su aventura? Parece que sí. Michael Schäfer, del instituto de investigación de mercado Euromonitor, está convencido de que estas cadenas de comida rápida de nueva hornada se ajustan a la perfección a las tendencias culinarias que hay actualmente en Europa y Norteamérica. “Platos como el falafel y el shawarma tienen suficiente potencial para convertirse en tan populares o más que las hamburguesas”, asegura Schäfer en declaraciones a Die Zeit.

Mohamed Parham al-Awadhi, fundador de la cadena Wild Peeta, especializada en shawarma, cree que es sólo cuestión de tiempo que la comida árabe termine de convertirse en “mainstream”.

Que la gastronomía procedente de Oriente Medio resulta cada vez más atractiva para Occidente ha quedado demostrado al 100% en la feria alimentaria Gulfood, celebrada recientemente en Dubai. Esta feria atrajo a más de 85.000 visitantes y muchos de sus expositores tienen el firme propósito de echar sus tentáculos en los países occidentales. Poniendo tierra de por miedo, las nuevas y pujantes cadena de comida rápida árabe quieren no sólo expandirse sino también dar esquinazo a la inseguridad económica y política de sus países de origen.

Este es al menos el objetivo de JF Street Food, que aspira a tener 310 restaurantes repartidos por todos los rincones del planeta en 2017. 60 de esos restaurantes tendrán su “casa” en la región del Benelux.

¿Se convertirá JF Street Food en el nuevo McDonald’s? “A eso aspiramos”, confiesa Bitar. Eso sí, JF Street Food no quiere el nuevo rey del “fast food”. Su objetivo es brillar en el universo de “fast casual”, donde la comida es rápida, sí, pero de calidad.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir