Anunciantes

Abercrombie & Fitch promete curarse de su adicción a los abdominales en la publicidad

abercrombieParece que la obsesión de Abercrombie & Fitch con los abdominales y los cuerpos perfectos, tan criticada en los últimos tiempos, está a punto de llegar a su fin. En una entrevista concedida a Bloomberg News, Mike Jeffries, CEO de la famosa marca de ropa estadounidense, asegura que su compañía está dispuesta a acabar con “las ubicuas fotos de abdominales” que tanto la han caracterizado en los últimos años. Pero los cambios de Abercrombie & Fitch no terminan aquí. Jeffries asegura que en el futuro la cantidad de perfume vaporizado en las tiendas de la marca será menos “asfixiante” y que la ropa en tallas más grandes está a punto de aterrizar en la firma de moda.

Además, el negro, un color hasta ahora proscrito en Abercrombie & Fitch, hará en breve acto de aparición en la tiendas de la marca estadounidense. Jeffries, que confiesa odiar el color negro, parece estar dispuesto a curarse de su alergia a este color, tanto que promete no sólo vender ropa de color negro en sus tiendas sino también permitir a sus empleados vestir ropa en tonos oscuros.

“El consumidor está cambiando y nosotros estamos dispuestos a cambiar con él”, asegura Jeffries, habitualmente reacio a las entrevistas.

El polémico CEO de Abercrombie & Fitch, que en su día estuvo en el ojo del huracán por vetar supuestamente a las personas “grandes” en sus tiendas, dice estar dispuesto también a reducir el tamaño de los enormes logos de su marca en las prendas y a colgarse del brazo de “instagrammers” y bloggers de moda para reforzar sus acciones “marketeras”.

Y no sólo eso. Jeffries, de 69 años, está decidido a ceder algo de su poder en su “emporio” de moda, nombrando en el futuro a sendos presidentes para Hollister y Abercrombie Kids, filiales de Abercrombie & Fitch.

En Hollister, la “hermana pequeña” de Abercrombie & Fitch, varias tiendas están experimentando ya con ropa de color negro, tonos más brillantes, música algo más relajada y menos perfume. También algunos puntos de venta de Abercrombie & Fitch están dando la bienvenida a los antaño proscritos escaparates tradicionales, una “prohibición” con la que la marca quería transmitir cierto aire de exclusividad a sus clientes.

Que Abercrombie & Fitch haya decidido dar una vuelta de tuerca a su acciones “marketeras” no es en realidad nada extraño. Durante el último año, las ventas de la marca, hace no mucho sinónimo de moda “cool”, se han desplomado. El pasado mes de febrero, y tras anunciar un recorte del 58% en sus beneficios, la marca decidió meter el tijeretazo a sus precios para competir más eficientemente con marcas “low cost” con H&M y Forever 21.

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

beon

Reportaje Indigitall

Compartir