Anunciantes

Adidas experimenta su nuevo proyecto con los corredores urbanitas de Tokyo

Encontrar lugares para correr en las grandes ciudades no es fácil. Y menos todavía para los corredores de Tokyo, donde la pista más popular se encuentra en el centro de la ciudad y atrae a muchos trabajadores que aprovechan para ponerse en forma después de un duro día de oficina. ¿El problema? Que los trabajadores necesitan un lugar para dejar sus maletines y sus trajes y poder correr tranquilamente por la bonita pista que rodea el Palacio Imperial de Tokyo.

Pero Adidas ha decidido poner solución a todo esto con su Runbase, un centro a pocas manzanas de distancia del palacio y cerca de una de las principales estaciones de metro de la ciudad, en el que los corredores pueden alquilar una taquilla y una ducha o ir a la tienda Adidas para comprar zapatillas y ropa deportiva. Además, en el Runbase se celebran eventos deportivos de forma regular y siempre hay un equipo de Adidas dispuesto a ofrecer consejos de entrenamiento a los corredores. Incluso es posible alquilar zapatillas por 100 yenes (en torno a un euro).

“Siempre me asombra, cuando hace un día bonito, ver a alguien conduciendo hasta el gimnasio y correr en la cinta”, comentó el vicepresidente de marketing de Adidas en Japón, Dave Thomas. “Por el momento, el Runbase sólo está en Japón, pero hay mucho interés por parte de mis colegas de todo el mundo. Cuando la gente viene aquí es una de las cosas que siempre quieren ver”.

Japón se encuentra entre los cinco primeros mercados de Adidas, pero realmente es la naturaleza del país y de sus consumidores la que lo convierte en el terreno perfecto para probar productos y novedosas estrategias de marketing. De hecho, el 60% de los productos textiles que crea Adidas están hechos para Japón. “Se valoran los detalles, ya sea la calidad de la cremallera o pequeños extras que en otra parte del mundo o no son valorados o se ven como un coste extra al producto que no son necesarios. El truco está en asegurarse de que no hincha tanto el precio que se vuelve demasiado caro para comprarlo. Eso se ha convertido en un reto en Japón por la situación económica, pero también por las tiendas de moda rápida que también están haciendo productos deportivos a un precio más bajo. Eso no existía hace diez años. El paisaje competitivo se ha vuelto más duro”, aseguró Thomas, según recoge Ad Age.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir