Anunciantes

Adidas mira por sus propios intereses en tiempos de coronavirus

Adidas o por qué a algunas marcas muestran su cara más egoísta en tiempos de coronavirus

Acogiéndose a las medidas del Gobierno alemán para mitigar la crisis económica emanada del coronavirus, Adidas ha decidido no pagar los alquileres de sus puntos de venta.

adidas¿Siente que la billetera la quema cada vez que tiene a bien a sacarla del bolsillo? ¿Le tiemblan las piernas cada vez que paga con tarjeta de crédito? Lo que le pasa es en realidad absolutamente normal (si "normal" es la palabra más adecuada para definir la situación que estamos viviendo actualmente). Son las (funestas) consecuencias económicas derivadas de la pandemia del coronavirus.

Para mitigar el efecto de esta enfermedad en el bolsillo del consumidor de a pie y también de las empresas el Gobierno alemán se ha sacado de la chistera una nueva ley que estará vigente por lo pronto hasta el próximo 30 de junio (aunque podría prorrogarse más en el tiempo).

Las buenas intenciones detrás del paquete de medidas anunciado por el Ejecutivo de Angela Merkel, que ha prometido créditos ilimitados a las compañías para combatir la crisis emanada del COVID-19, parecen fuera de toda duda. Y han sido objeto, de hecho, de todo tipo de lisonjas en tierras germanas.

Sin embargo, han comenzado a emerger ya los primeros daños colaterales de las medidas del Gobierno teutón. El rostro más visible de esos daños colaterales es Adidas, una exitosa empresa "made in Germany" que parece estar abonada al triunfo (en su vertiente más jacarandosa) desde que viera la luz allá por 1949.

Adidas no abonará el alquiler de los inmuebles en los que están alojadas sus tiendas

Kasper Rorsterd, CEO de Adidas, ha anunciado que su empresa (como muchas otras) suspenderá temporalmente el pago de los alquileres de sus tiendas como medida de precaución mientras éstas estén clausuradas. "Estamos en estrecho contacto con los propietarios. El procedimiento exacto dependerá, de todos modos, de la legislación de cada país", dice Rosterd.

Adidas ha decidido por lo pronto retrasar los pagos de los alquileres en Alemania durante el mes de abril. El pago no se cancela exactamente, sino que se pagará al 100% a posteriori. En Alemania, la patria chica de la multinacional germana, este aplazamiento ha sido promovido por una nueva ley federal decretada por el Ejecutivo de Angela Merkel en los últimos días.

La célebre marca deportiva no especifica qué cantidad exacta se meterá en el bolsillo cancelando el pago de alquileres. En Alemania la suspensión en el pago de alquileres a válida por lo pronto a partir del próximo mes de abril. Rosterd asegura en todo caso que Adidas monitorizará cuidadosamente la situación para realizar los ajustes oportunos y cumplir asimismo con las regulaciones de naturaleza local.

Tan controvertido proceder, que han imitado asimismo grandes cadenas como H&M y C&A, es a ojos de muchos tan reprobable como peligroso, asegura Tim Bartz en un artículo para Spiegel. Es reprobable porque Adidas tienen sus cuentas excelentemente saneadas y podría perfectamente seguir pagando el alquiler de sus tiendas aunque están estuvieran clausuradas (incluso en lugares de arrendamientos extraordinariamente onerosos como Suiza, Nueva York o Hong Kong)

A finales de 2019 la compañía alemana facturó la friolera de 23.6000 millones de euros, ganó 2.000 millones de euros y se precia de tener la nada despreciable cifra de 873 millones de euros en "cash" Además, en virtud de los excepcionales resultados anuales de la compañía, Adidas se comprometió a agasajar a sus accionistas con un dividendo de 3,85 euros por acción (un 15% más que durante el año anterior).

A nadie se le escapa, a la luz de tan abultadísimas cifras, que Adidas dispone a día de hoy de activos más que suficientes para continuar pagar los alquileres de sus tiendas (le hubiera bastado con recurrir a sus reservas de "cash" o con recortar dividendos).

¿Tiene sentido que una compañía con una economía tan saneada como Adidas no cumpla con sus obligaciones como arrendatario?

Con su proceder Adidas, que tiene la suerte de dormir sobre un colchón financiero extraordinariamente mullido, no ha hecho sino hacer pagar a los dueños de los inmuebles donde están sitos sus establecimientos los costes de la pandemia, aunque la compañía ya ha recalcado que los propietarios individuales han sido excluidos de estas medidas. En realidad la mayor parte de los inmuebles donde Adidas tiene sus establecimientos están en manos de grandes inversores (y dueños, por lo tanto, de carteras extraordinariamente abultadas).

El precio de tan polémicas acciones serán colosales para todas las partes involucradas. ¿Lo peor? Que la decisión (que en los últimas horas ha sido fuertemente criticada por no pocos políticos teutones y se ha traducido incluso en llamadas al boicot) no es ni siquiera económicamente sensata para Adidas, pues la compañía deberá pagar tarde o temprano los arrendamientos (se trata solo de una demora en los pagos de los alquileres).

Pero quizás todo obedece a motivaciones mucho más oscuras. Quizás Adidas termine depositando en el mercado de capitales el dinero que se ahorra ahora no pagando los alquileres de sus puntos de venta (invirtiéndolo, por ejemplo, en sus propios títulos) y la jugada le salga tan redonda que el retorno de la inversión compensará con creces el hecho de tener que abonar los arrendamientos en diferido.

Se trata de suposición inevitablemente cínica de lo que Adidas podría tener en su cabeza en estos momentos. Pero no menos entreverada de cinismo que la decisión tomada por la compañía, concluye Bartz.

Tal y como señala Adidas en un comunicado que ha hecho llegar a MarketingDirecto.com, "de momento nadie puede asegurar cuánto tiempo durará la crisis del coronavirus ni cuánto tiempo paralizará la economía de muchos países". En todo caso, "Adidas está severamente afectada también por esta crisis. Por eso, este aplazamiento del pago de alquileres es solo una de muchas medidas que hemos tenido que tomar como precaución para proteger a la compañía y a sus más de 60.000 empleados", recalca.

Te recomendamos

EVO Banco

LIVE MD SUMMER

A3Media

Podcast

Compartir