Anunciantes

Adiós al desodorante: el mal olor ahora se elimina comiendo un caramelo

Adiós al desodorante: el mal olor ahora se elimina comiendo un carameloLa próxima vez que, viajando en un vagón de metro lleno de gente, tu cara termine demasiado cerca de la axila maloliente de otro pasajero, piensa que pronto se acabarán esos desagradables olores. Ha llegado al mundo Deo Perfume Candy, unos caramelos que lanzan una fragancia a rosas a través de los poros de tu piel y que ya se venden en Amazon. Un solo caramelo y desprenderás un increíble aroma floral durante seis horas.

Ni el propio Willy Wonka habría soñado con crear algo así. Han sido la compañía estadounidense Beneo y el fabricante búlgaro Alpi los que desarrollaron esta idea en un producto del que aseguran es seguro y funciona con el mismo principio que el ajo. Tanto los caramelos como el ajo cuentan con componentes que no se pueden romper dentro del cuero y se expulsan por la piel. En el caso de los caramelos, este ingrediente es el geraniol, un componente que se encuentra en las rosas, la lavanda y la vainilla.

Desde que se lanzó este verano en Estados Unidos, los usuarios no han dejado de comprar estos Deo Perfume Candy que ya están disponibles en España, Alemania, China, Corea y Armenia. Pero no son los únicos que trabajan sobre esta idea.

La compañía holandesa Swallowable Parfum está desarrollando un concepto similar, pero no es dulce. Se trata de unas cápsulas que segregan una esencia “genéticamente única” a través de la transpiración. Otro caso es el chicle Otoko Kaoru, que se lanzó hace ya unos años, pero cuyo efecto apenas dura un par de horas.

Desde siempre se ha sabido que hay una conexión entre la comida y el olor corporal. El comino, los espárragos y el ajo son los peores enemigos del buen olor corporal. Aunque un estudio realizado en la República Checa en 2006 reveló también que los hombres que comen carne tienen un olor más fuerte y desagradable que los vegetarianos y, además, desagrada más a las mujeres.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir