Anunciantes

AEROLÍNEAS DE BAJO COSTE: PERDER BENEFICIOS PARA GANAR EN IMAGEN

La estrategia de marketing de las aerolíneas de bajo coste podría resultar contradictoria, a la vista de las pérdidas que asumen. Pero ellas prefieren correr con estos gastos si su imagen de marca se refuerza. Definen sus costes como una inversión en la imagen de la compañía.

Las aerolíneas de bajo coste aterrizaron en España para revolucionar el panorama de los viajes. Con ellas “se ha democratizado” el vuelo, pues sus ofertas consiguen que la experiencia quede al alcance de todos los bolsillos. Cueste lo que cueste. Según informa el diario económico Expansión, compañías como Vueling, Ryanair, la recien llegada Clickair y EasyJet pueden llegar a asumir pérdidas de más de dos millones de euros en las promociones de sus vuelos baratos. Estas pérdidas se contabilizan como inversión de marketing.

Pero la estrategia trae cuenta, según comenta a Expansión Josep Francesc Valls, catedrático en dirección de marketing de Esade: “estas promociones atraen un número importante de clientes (…) Estas compañías, en vez de programar precios estáticos, producen precios dinámicos que generan mucha publicidad”.

En la misma línea, Vicenç Martí, director general comercial de Vueling, afirma al mismo diario que “las pérdidas no son tan arriesgadas si se tiene en cuenta que las cifras de pérdidas no son significativas al tratarse de veinte o treinta plazas las que se cubren con este tipo de billetes, de los 180 asientos que tiene el avión”.

La respuesta a estas acciones suele ser espectacular. Clickair, lanzó la promoción Clickinvasion, por la que ofreció 200.000 billetes a veinte euros por trayecto; en pocos días se cubrieron los vuelos.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir