Anunciantes

AIR BERLÍN ENCARGA JETS PARA VUELOS DE LARGO RECORRIDO

Nota de prensa:

Con motivo del lanzamiento del nuevo Boeing 787, el Presidente del Comité Ejecutivo de Air Berlin, Joachim Hunold, y el Director de Finanzas, Ulf Hüttmeyer, han firmado en Seattle un contrato de compra para un total de 50 aviones Boeing de largo recorrido (MESZ). Se ha realizado una compra en firme de 25 aviones y se ha acordado la opción de compra de otras 25 unidades.

La entrega deberá realizarse entre el 2013 y el 2017. Se trata del pedido más grande que Boeing ha obtenido hasta el momento en Europa de su nuevo modelo no contaminante “Dreamliner”.

“Con este pedido deseamos garantizar para el Grupo Air Berlin nuestra capacidad a largo plazo para los vuelos de largo recorrido”, ha explicado el Presidente del Comité Ejecutivo, Joachim Hunold. Subrayando, además, que “este pedido se hace con vistas a un futuro cambio de flota”.

El precio de lista para las 25 unidades pedidas asciende a 4 millones de dólares. Debido al volumen del pedido, Air Berlin se beneficiará de un descuento considerable. Ambas partes, desean mantener la confidencialidad de los términos del contrato y, por ello, no se ofrecerán datos sobre el precio exacto de la venta. El Director de Finanzas de Air Berlin, Ulf Hüttmeyer, ha indicado que los pagos acumulados por parte de la empresa hasta el año 2011 ascenderán a “una cantidad intermedia de dos cifras en millones”, para lo cual está prevista su liquidez.

La financiación principal comenzara a partir del año 2011. Puesto que muchos aviones al final se compran o adquieren por medio de leasing, se deben tomar decisiones según la situación del mercado antes de la entrega. Esta operación ha despertado mucho interés entre los bancos y las sociedades de leasing, con respecto al tema de financiación.

El desarrollo por parte de Boeing en 2004 del nuevo birreactor “Dreamliner”, ha permitido empezar a utilizar una nueva aerodinámica, con materiales de compuestos ligeros y motores de bajo consumo.

En comparación con los aviones convencionales, se puede ahorrar hasta un 20 por ciento de combustible por pasajero y, con ello, reducir así las emisiones de CO2. Los modelos pedidos por Air Berlin incluyen el modelo 787-8, que tiene capacidad para 272 plazas (de las cuales 30 son para la clase preferente) y sólo consume 2,5 litros por pasajero cada 100 kilómetros. El avión tiene un alcance máximo de 15.200 kilómetros. Estos se utilizarán sobre todo en las líneas principales de Air Berlín.

“Con esta decisión de optar por el “Dreamliner” cumplimos en cualquier caso con toda discusión teórica y, sin vernos sometidos a ninguna obligación, estamos realizando una contribución importante al cuidado del medio ambiente. Con ello, la industria aeronáutica demuestra de nuevo que las decisiones económicas acertadas, también pueden ser ecológicas”, ha afirmado Joachim Hunold.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir