Anunciantes

En un proyecto de colaboración con Ocean Conservacy

Airbnb ofrece a cinco voluntarios realizar una expedición científica a la Antártida

El objetivo es promover unas vacaciones comprometidas con el medio ambiente, para que los afortunados viajeros investiguen el impacto de los microplásticos mientras visitan el continente helado

Antártida-portada

Airbnb y Ocean Conservacy han anunciado hoy el lanzamiento de una iniciativa conjunta llamada “Un tiempo sabático en la Antártida”. Esta promoción consta de una oportunidad sin precedentes para cinco personas voluntarias que sueñen con viajar al continente helado. En concreto, los voluntarios emprenderían este viaje en diciembre, acompañando a la científica antártica Kirstie Jones-Williams durante una de sus misiones de investigación.

En este caso, los cinco voluntarios seleccionados recogerán muestras de nieve y estudiarán la forma en que los microplásticos han conseguido llegar al interior de la Antártida. Por tanto, el verdadero objetivo de “Un tiempo sabático en la Antártida” es concienciar sobre el impacto real del ser humano, incluso en uno de los ecosistemas menos conocidos y más aislados del planeta. Mediante la compresión del impacto que genera la contaminación plástica de otros continentes, estos científicos ciudadanos podrán ayudar al resto del mundo a reflexionar sobre la necesaria protección de la Antártida y del planeta.

Antártida-Airbnb

“La mayoría de la gente piensa que la Antártida es un continente aislado e impoluto, pero los hallazgos recientes demuestran que incluso las zonas más remotas se ven afectadas por la contaminación plástica. Esta expedición nos ayudará a entender el viaje que hacen los microplásticos hasta regiones apartadas como la Antártida. Además, llega en un momento crítico en el que debemos poner de relieve la responsabilidad que tenemos de proteger el medio natural en el que vivimos”, apunta la científica Jones-Williams.

La experta científica continua asegurando que “la expedición no va a ser fácil: requerirá un gran rigor científico en unas condiciones invernales muy duras. Estamos buscando personas a quienes les apasione lo que hacen, que se sientan ciudadanas del mundo y a quienes les entusiasme la idea de unirse a este equipo y regresar con nuevos hallazgos que compartir con el resto del planeta”.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

En total, la expedición durará un mes aproximadamente, y seguirá un itinerario bien construido y pensado de antemano. Para empezar, los voluntarios afortunados deberán asistir a unas clases de formación intensiva en Punta Arenas (Chile). Allí, recibirán preparación en cursos de glaciología y muestreo de campo, además de tareas de laboratorio y prácticas con el equipo de exploración.

Tras esto, volarán hasta la Antártida para dar comienzo a su aventura científica, aterrizando en una pista de hielo azul natural en lo más profundo del continente. Su principal labor será la recogida y el estudio de muestras de nieve en busca de micropartículas de plásticos y otras sustancias contaminantes. De esta forma, podrán descubrir hasta qué punto afecta la mano del hombre al entorno negativamente.

vuelo-antártida

Sin embargo, no todo iba a ser trabajo de campo. Los exploradores podrán también visitar el Polo Sur, y otros rincones geográficos emblemáticos del continente helado como Drake Icefall, Charles Peak Windscoop y Elephant's Head. Finalmente, seguirán estudiando sus hallazgos a su regreso a Chile, colaborando con Ocean Conservacy en la promoción de la protección de los océanos. Su misión consistirá en hacer recomendaciones a la comunidad de Airbnb y a la ciudadanía en general para ayudar a reducir la huella plástica global.

Por su parte, en Airbnb están decididos a ofrecer la opción de viajar de forma sostenible a sus usuarios durante todas sus estancias. Así lo quieren mostrar con esta colaboración con Ocean Conservacy, cuyos resultados utilizarán para seguir aprendiendo y defendiendo la protección del medio ambiente. A su vez, Airbnb también está llevando a cabo una evaluación para medir y comprender el impacto de su propia actividad en la naturaleza. De esta manera, estas iniciativas servirán para asentar las bases de su compromiso futuro con los viajes sostenibles.

“Asociarnos con Airbnb en "Un tiempo sabático en la Antártida" es una oportunidad increíble para continuar nuestra lucha contra el plástico en los océanos y sensibilizar a la gente sobre este tema”, señala Janis Searles Jones, directora ejecutiva de Ocean Conservancy.

paseo exploración antártida

Posteriormente indica que "todos los años organizamos un evento llamado Limpieza Costera Internacional, en la que los voluntarios no solo recogen basura de playas y ríos en todo el mundo, sino que también registran todos los artículos recogidos en nuestra base de datos global. Gracias a esa iniciativa, Ocean Conservancy tiene a sus espaldas una larga trayectoria de colaboración con ciudadanos, y ahora queremos utilizar los resultados de esta expedición para buscar soluciones globales”.

Es importante señalar que la comunidad usuaria de Airbnb valora profundamente la sostenibilidad en sus viajes. De hecho, estiman que un 64% de sus huéspedes decidieron recurrir a esta plataforma porque la consideran una opción de hospedaje sostenible que aprovecha muy bien el espacio de cada vivienda. Además, Airbnb cuida su oferta, proponiendo en su mayoría espacios respetuosos con el medio ambiente. Tanto es así que incluso el 88% de sus anfitriones realiza el mantenimiento de las viviendas con productos ecológicos y mediante el reciclaje. Incluso las reservas orientadas a experiencias naturales, ecológicas y sostenibles ha aumentado un 196% en los últimos años, todo un indicativo de la tendencia global.

Antártida-tiendas

“Junto a Ocean Conservancy, queremos destacar la existencia de un problema de microplásticos para animar a una audiencia global a reflexionar sobre las consecuencias de cómo vivimos y aplicar soluciones de manera colectiva”, afirma Chris Lehane, vicepresidente sénior de política internacional y comunicaciones de Airbnb. “Aunque Airbnb es por naturaleza más sostenible que otras formas de viajar, al permitir a las personas hospedarse en espacios ya existentes, debemos seguir buscando cómo contribuir a reducir el impacto de los humanos en la naturaleza. Todavía hay mucho por hacer y seguiremos avanzando en un futuro” concluye.

No se trata de la única experiencia del estilo promocionada por Airbnb sin embargo. Este viaje viene precedido por la iniciativaUn tiempo sabático en Italia”, proyecto dedicado a la regeneración urbana con la colaboración de Wonder Grottole. En aquella ocasión, cinco voluntarios tenían la oportunidad de vivir tres meses en Grottole, localidad histórica del sur de Italia. En este caso, su misión fue revitalizar su comunidad, abocada a la extinción. En general, el programa “Un tiempo sabático” busca animar a las personas a aportar su granito de arena al mundo mientras están de vacaciones. A cambio, ofrece una experiencia vacacional de las que cambian la vida de las personas.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir