líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Alfa Romeo cambia el nombre de su nuevo automóvil por presiones políticas

Alfa Romeo cambia in extremis el nombre de su nuevo coche por presiones políticas

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En un giro absolutamente inesperado de los acontecimientos, y poco antes de que el nuevo Alfa Romeo Milano saliera a la venta, la compañía se ha visto obligada a cambiar su denominación primigenia por Junior.

Alfa Romeo nació allá por 1910 en la metrópoli italiana de Milano. Y quizás por esta razón, para rendir tributo a su ciudad natal, el primer coche eléctrico de la marca transalpina iba a llamarse Milano. Sin embargo, en un giro absolutamente inesperado de los acontecimientos, y poco antes de que el vehículo saliera a la venta, la compañía se ha visto obligada a cambiar su denominación primigenia por Junior.

El cambio de nomenclatura (a todas luces llamativo) habría sido forzado por Adolfo Urso, el ministro italiano de Industria y Made in Italy. Urso, que milita el partido de extrema derecha Fratelli d’Italia, habría sido en último término el propulsor del cambio de nombre, según los medios de comunicación. ¿El motivo? El nuevo vehículo eléctrico de Alfa Romeo no se produce en Italia. De acuerdo con una ley vigente desde el año 2003, es ilegal usar nombres italianos para bautizar a productos que son fabricados fuera del país transalpino. Y en tanto en cuanto el nuevo Alfa Romeo Junior se fabrica en Polonia, no tendría, por ende, potestad para utilizar el nombre Milano.

La ley en la que se ha apoyado Urso para forzar el cambio de nombre del nuevo automóvil eléctrico de Alfa Romeo está en realidad pensada para proteger nombres de productos de la industria agroalimentaria italiana y evitar que empresas extranjeras puede utilizarlos de manera tan espuria como engañosa. Es, por ejemplo, el caso del queso parmesano y de los tomates de San Marzano.

El Gobierno quiere obligar a Alfa Romeo a fabricar más automóviles en suelo italiano

Alfa Romeo ha reaccionado con calma al cambio forzoso (y ex extremis) del nombre de su primer vehículo eléctrico. La marca enfatiza que en el proceso de selección del que emergió en último el nombre Milano estuvo involucrado el público (al igual que ya ocurrió previamente en 1966 con el Alfa Romeo Spider).

En todo caso la compañía italiana está dispuesta a acatar la decisión de Roma con el último objetivo de promover el entendimiento mutuo. Stellantis, la matriz de Alfa Romeo, ha querido, no obstante, enfatizar que el nombre Milano es en realidad un homenaje a la ciudad de procedencia de la marca.

«Somos plenamente conscientes de que este momento tendrá inevitablemente impacto en la historia de Alfa Romeo», subraya Jean-Philippe Imparato, CEO de la marca. «Hemos decidido cambiar el nombre, aunque no estamos en realidad obligados a hacerlo», señala Imparato.

La orden de Roma no hace sino agravar la disputa que mantienen desde hace tiempo el gobierno liderado por Georgia Meloni y Alfa Romeo. El ejecutivo italiano quiere obligar la compañía a fabricar más coches en Italia. Sin embargo, Stellantis estima que el nuevo Alfa Romeo Junior costaría aproximadamente 10.000 euros más si se fabricara en suelo italiano.

El nuevo Alfa Romeo, que es un SUV eléctrico de 4,17 metros de largo, saldrá previsiblemente a la venta este verano. La marca no ha hecho aún públicos los precios del vehículo, pero el coche está basado en el mismo sistema modular del modelo Mokka de Opel, subsidiaria igualmente de Stellantis. Y el precio de salida del Opel Mokka es actualmente de 26.550 euros.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

¡Llega la 4ª edición de los YouTube Works Awards en España!AnteriorSigueinteVuelve 'Sálvame' con sus colaboradores de siempre en esta nueva plataforma

Contenido patrocinado