Anunciantes

Amazon, Burberry, Pepsi o Ikea evitan tributar en España desviando sus beneficios a Luxemburgo

evasion fiscalEmpresas como IKEA, Amazon, Burberry, Pepsi, McGraw-Hill (propietaria de Standard & Poor's) o British American Tobacco (compañía fabricante de Lucky Strike) operan en nuestro país mediante sociedades holding en Luxemburgo con el objetivo de evitar el pago de impuestos en nuestro país acogiéndose al favorable régimen fiscal del que dispone el país. La información ha sido hecho pública por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés).

Luxemburgo es un país miembro de la Unión Europea aunque no está considerado como un paraíso fiscal aunque el sistema fiscal del Gran Ducado ofrece algunas ventajas muy atractivas para las compañías que quieren evitar tributar en los países en los que operan. Por ejemplo, su sistema fiscal permite reducir la tributación casi a cero con el añadido de que las empresas pueden acogerse al acuerdo con las autoridades fiscales conocido como “tax ruling” por el que se garantiza que esa “fiscalidad cero” se mantendrá durante años. Además cuenta con un sistema de confidencialidad por lo que la documentación publicada por el ICIJ tiene carácter secreto tal y como informan desde El Confidencial, medio que ha tenido acceso a estos documentos.

En concreto la investigación hace referencia a 548 de estos tax rulings que fueron firmados entre 2002 y 2010 negociados por PricewaterhouseCoopers, una de las grandes auditoras y consultoras a nivel mundial. El sistema para reducir la tributación de estas compañías pasa por la creación de un complejo esquema financiero desarrollado por PwC que tenía por objetivo reducir los impuestos a cantidades ínfimas e incluso llegar a suprimirlos.

Entre las empresas que aparecen en estos documentos no se encuentra ninguna firma española aunque sí muchas compañías que invierten o tienen negocios en nuestro país. EEUU es el país con mayor número de compañías que se han beneficiado de esta fiscalidad seguido por Reino Unido, Alemania, Holanda y Suiza.

Un sistema muy sencillo

El sistema empleado es bastante simple. Basta con crear una sociedad en Luxemburgo de la que dependen las filiales en distintos países que desvían sus beneficios al país a través de dos vías. La primera de ellas es mediante el pago del dividendo desde nuestro país que al estar exento de retención queda exento de pago en Luxemburgo.

La segunda estas vías y la más habitual es a través de intereses de un préstamo: la filial española recibe el dinero de la matriz ubicada en Luxemburgo con el fin de que esta pueda operar y esta se lo devuelve mediante intereses. Este método puede complicarse aún más para obtener más beneficios pagando intereses que superan a los beneficios que han obtenido en España haciendo que la filial ubicada en nuestro país entre en quiebra generando así un crédito fiscal que no sólo evita que paguen hoy sino que les reducirá sus impuestos futuros.

Lo cierto es que en Luxemburgo existe un Impuesto de Sociedades del 29%, mucho más alto que por ejemplo el 12,5% con el que cuenta Irlanda pero la investigación señala que mediante estos acuerdos se reduce la tributación en el Gran Ducado prácticamente a cero.

El ejemplo más claro es el de la firma Burberry cuyo tax ruling hace referencia exclusivamente a España que depende de dos sociedades ubicadas en Luxemburgo y otra en Irlanda que a su vez dependen de la matriz situada en Reino Unido. De esta forma la firma de ropa británica desvía sus beneficios a las empresas luxemburguesas como pago de intereses del préstamo que reciben que quedan exentos del pago de impuestos.

Burberry fue un paso más allá y en 2010 declaró pérdidas en nuestro país despidiendo al 40% de sus empleados (300 trabajadores) lo que hizo que se redujesen aún más sus impuestos. Pero Amazon es el caso más conocido y que está siendo investigado por la Comisión Europea. La tienda online consiguió en 2013 unos beneficios en Europa (incluyendo España) de 20.000 millones de euros que fueron canalizados supuestamente a través de Luxemburgo donde la firma tiene un acuerdo firmado desde el año 2003 en el que se contempla un tipo efectivo del 5,3% mediante la fórmula del pago de royalties.

IKEA y Pepsi son otras de las dos compañías que se benefician de esta fiscalidad mediante complejos entramados de sociedades pero no sólo en Luxemburgo ya que en el caso de Pepsi también posee sociedades en Chipre, Bermudas, Gibraltar o Irlanda.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Dendary

Smartclip

La Vaguada

Compartir