líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Más esfuerzos para combatir la desinformación

Amazon, Google y otras tecnológicas ayudan a la Casa Blanca a luchar contra el coronavirus

Ha sido durante una reunión que portavoces de la administración de Trump, expertos en salud del Ejecutivo y representantes de compañías como Twitter, Facebook o Microsoft tomaron la decisión de hacer acopio de la industria tecnológica para llegar a los trabajadores y ciudadanos a través de datos que les ayuden a luchar contra la pandemia.

casa blanca

La Casa Blanca, presidida por el presidente Donald Trump, ha hecho un llamamiento a las grandes gigantes tecnológicas de Silicon Valley en la búsqueda de ayuda para luchar contra el coronavirus. Con esta petición la institución quiere frenar toda desinformación que está surgiendo alrededor del COVID-19, así como crear y difundir información certera que ayude a conocer de primera mano la realidad de la situación y evitar escenas de pánico.

Ha sido durante una reunión, tal y como señala The Washington Post, que portavoces de la administración de Trump, expertos en salud del Ejecutivo y representantes de compañías como Twitter, Facebook o Microsoft tomaron la decisión de hacer acopio de la industria tecnológica para llegar a los trabajadores y ciudadanos a través de datos que les ayuden a luchar contra la pandemia, recién declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y conocerla mejor gracias a este análisis.

Una reunión privada, de la que no han transcendido nombres ni cargos, ha sido el germen del que será una acción fundamental en esta ‘batalla’. El medio recoge que el director de tecnología de la Casa Blanca, Michael Kratsios, ha definido la reunión como «un camino inicial que continuará en esta importante conversación». Y es que, solo en Estados Unidos están infectadas 1.000 personas y parece que las cifras seguirán aumentando. El propio presidente ha confirmado hoy que prohibirá los vuelos entre el país norteamericano y Europa en sus esfuerzos por poner freno a la propagación.

La idea también es cortar de raíz la propagación de teorías conspiranoicas, desinformación y noticias falsas acerca del coronavirus que campan a sus anchas a lo largo y ancho de internet y sobre todo en redes sociales. Twitter y Facebook ya llevan semanas incorporando en sus plataformas diferentes acciones para frenar esta problemática. Por un lado, Mark Zuckerberg endureció hace semanas las reglas en sus anuncios en un intento por deshacerse de la información errónea que se aloja en su plataforma, después eliminó de Facebook las publicaciones que vertían teorías conspiranoicas acerca del COVID-19. Esta misma semana ha dado un paso más en un halo de responsabilidad por parte de la red social de Mark Zuckerberg: prohibir los anuncios de venta de mascarillas quirúrgicas.

Twitter, por su parte, ha ido incorporando actualizaciones en su plataforma que derivaban a las diferentes instituciones sanitarias una vez que los usuarios hacen búsqueda de términos como coronavirus. En España, por ejemplo, puso a disposición de los tuiteros la oportunidad de dialogar con el director del Centro de Coordinación y Emergencias Sanitarias del Gobierno de España, Fernando Simón, a través de un hashtag en el que podían escribir todas sus dudas y preguntas.

«Con una masa crítica de organizaciones expertas, cuentas oficiales del gobierno, profesionales de la salud y epidemiólogos en Twitter, nuestro objetivo es elevar y ampliar la información de salud autorizada en nuestro servicio», expresó el portavoz de Twitter Trenton Kennedy en un comunicado recogido por el medio. Twitter, a la par que Google, ha pedido a sus empleados que trabajen desde casa además de brindar ayuda a aquellos trabajadores que forman parte de la empresa aunque no estén dentro de la plantilla, como los trabajadores de la cafetería.

Otros, como Amazon o Microsoft han brindado ayuda monetaria al estado de Washington, el más golpeado por esta crisis. También en IBM han puesto sus supercomputadoras a trabajar para el Estado en un intento por encontrar compuestos que ayuden a combatir esta enfermedad, recoge el medio.

No son las únicas entidades a las que ha recurrido la Casa Blanca. Los funcionarios de la administración Trump han contactado también con directivos de aerolíneas, ejecutivos de Wall Street, así como las grandes farmacéuticas y los proveedores de atención médica. Todo ello en un intento por frenar el coronavirus, un virus que ha provocado la cancelación de miles de eventos alrededor del mundo, además del temblor de los cimientos de la economía mundial. De hecho, algunos expertos han señalado que podríamos llegar a una crisis financiera como la de 2008 si no se toman medidas pronto.

5 tendencias que marcarán el marketing de banca y seguros en 2020AnteriorSigueinteEl coronavirus pone por las nubes el uso de internet

Noticias recomendadas