Anunciantes

American Apparel no levanta cabeza y se declara insolvente por segunda vez en un año

american-apparelApenas nueve meses después de declararse insolvente para comenzar de cero, la firma estadounidense de moda American Apparel ha solicitado un segundo concurso de acreedores ante un juzgado del estado de Delaware (Estados Unidos).

La compañía, que fue en su día un auténtico referente en el universo de la moda al otro lado del charco, quiere vender a su rival canadiense Gildan Activewear los derechos intelectuales de su marca y parte de sus operaciones de producción y distribución. La transacción estaría valorada en 66 millones de dólares, según se desprende de una carta que la dirección de American Apparel ha remitido a sus empleados y que la agencia Reuters se ha encargado de difundir. En la misiva la marca recalca que la operación no tendrá, no obstante, incidencia alguna en el día a día de la empresa.

American Apparel, famosa por su publicidad deliberadamente controvertida (y sexista, según algunos), se declaró insolvente por primera vez en octubre de 2015. Después de la conversión de su deuda la compañía inició una nueva andadura en febrero de este bajo la dirección de un fondo especulativo.

Sin embargo, la merma en los ingresos de la firma ha continuado desde entonces. A diferencia de otras marcas del ramo de la moda, que fabrican su ropa con mano de obra barata en Asia, American Apparel mantiene su producción en su California natal, donde los costes son lógicamente mucho más caros que en los países del sudeste asiático.

De manera similar a rivales como Abercrombie & Fitch, Wet Seal y Quiksilver, la popularidad de American Apparel, que era antaño un referente para los adolescentes a la hora de vestir, ha caído en picado durante los últimos años.

Lastradas por la creciente presión sobre los precios, al menos ocho firmas estadounidenses especializadas en moda juvenil se han declarado insolventes durante los últimos dos años.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir