Anunciantes

American Apparel saca su lado más díscolo y social en un anuncio protagonizado por una mujer musulmana en topless

americanapparelLos anuncios picantes y deliberadamente sexuales son una de las principales señas de identidad de la firma de ropa estadounidense American Apparel. Sin embargo, en su última campaña parece que la marca ha querido unir provocación con conciencia social.

La accióna de la siempre rebelde marca californiana está protagonizada por Maks, una joven bangladesí de 22 años que trabaja para American Apparel. Aunque nació en Dhaka (Bangladesh), Maks se trasladó a la edad de 4 años a California.

Maks posa en topless frente a la cámara y las palabras “Made in Bangladesh” están sobreimpresas en sus pechos en la campaña de la discordia. ¿Por qué de la discordia? Porque aunque Maks dice haberse distanciado últimamente del Islam, reconoce haber crecido en el seno de una familia musulmana muy conservadora.

Más allá de buscar la controversia mediante un desnudo protagonizado por una mujer musulmana, American Apparel pretende denunciar la situación de esclavitud en la que viven muchas mujeres en las múltiples fábricas de ropa que trabajan para multinacionales en Bangladesh.

Los pantalones vaqueros que Maks luce en el anuncio son 100% “made in USA”, asegura American Apparel en el texto que acompaña la campaña. “En su fabricación intervinieron 23 empleados estadounidenses cualificados que trabajan en nuestra sede central en Los Ángeles. Todos ellos reciben un salario justo y tienen acceso a beneficios básicos como la sanidad”, recalca la compañía en el anuncio.

american

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir