Anunciantes

Apple o cómo caerse del pedestal por querer vivir (eternamente) de las rentas del pasado

applePor mucho que ayer se descolgara con un nuevo y flamante MacBook Pro, Apple está viviendo una semana que tiene mucho de "horribilis". Durante el último trimestre, que la empresa de la manzana cerró el pasado 24 de septiembre, la facturación (antaño esplendorosa) de la empresa manzana se contrajo por primera vez desde el año 2001.

Los últimos resultados trimestrales de los de Cupertino demuestran que Apple no es ya la máquina absolutamente infatigable de crecimiento que era hace algunos años.

Y su debilidad se está dejando notar en todo tipo de “superventas” (que ya no lo son tanto). Entre julio y septiembre las ventas del iPhone se desplomaron un 5%, las del iPad cayeron un 6% y las de los Macs se hundieron un 14%.

Sobre el último producto verdaderamente “nuevo” de la empresa de Cupertino, el Apple Watch, ni siquiera hay cifras oficiales de ventas. Apple guarda un comedido silencio sobre ellas y las mete en el saco de “otros productos” (quizás para disimilar que su smartwatch tiene poco o nada de “bestseller”).

No obstante, y según cifras manejadas por la empresa de investigación de mercados IDC, durante el tercer trimestre de 2016 Apple despachó únicamente 1,1 millones de unidades de su reloj inteligente, casi un 72% menos que durante el mismo periodo del anterior.

No es ningún secreto que Apple vive desde hace algún tiempo única y exclusivamente del dinero generado por “viejas glorias”. Unas “viejas glorias” que no se esfuerzan además demasiado en remozarse.

Sin ir más lejos, el iPhone 7, el último gran prodigio “made by Apple”, fue tras su presentación en sociedad el pasado mes de septiembre objeto de escarnio en las redes sociales por su nula innovación (más allá de la controvertida eliminación del “jack” de auriculares). El canal satírico de YouTube “CollegeHumor” dedicó, de hecho, al iPhone 7 un demoledor pero divertido vídeo bautizado con el nombre de “The New iPhone is Just Worse”.

Apple, que antaño dejaba a todos boquiabiertos con sus fenomenales e innovadores productos, ya no sorprende. Es más, decepciona. Y si Tim Cook y su equipo no se sacan poco de la chistera algún truco de magia en forma de producto 100% innovador, Apple seguirá continuará cuesta abajo y sin frenos.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir