líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué Apple debería reducir su dependencia de China

Apple: ¿es hora de mermar su altísima (y problemática) dependencia de China?

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Su dependencia de China ha acabado trocándose en su severo quebradero de cabeza para Apple, para sus inversores y para sus clientes durante toda la pandemia.

Apple acostumbra a jurar y perjurar que su dependencia de China no es tan elevada como puede parecer a bote pronto. La realidad es, no obstante, bien diferente. Así lo asegura al menos el analista de Bloomberg Mark Gurman.

De acuerdo con Gurman, la compañía de Cupertino es altamente dependiente de China para la fabricación de sus productos. Y su estrechísima relación con el gigante asiático ha acabado trocándose en su severo quebradero de cabeza para Apple, para sus inversores y para sus clientes durante toda la pandemia.

No en vano, cuando la semana pasada presentó sus últimos resultados trimestrales, Apple admitió que los últimos confinamientos decretados en China podrían menguar en 8.000 millones de dólares su facturación correspondiente al segundo trimestre del año.

Gurman enfatiza que esta abultadísima cifra es el equivalente a todas las ventas cosechadas por el iPad en todo un trimestre. Es necesario, por ende, que Apple se esfuerce por reducir sustancialmente su dependencia de China desde el punto de la fabricación de sus dispositivos, enfatiza Gurman.

Su excesiva dependencia de China podría poner en severos problemas a Apple

Más allá de China, Apple fabrica también productos en India, Tailandia, Brasil e incluso también en su Estados Unidos natal. Sin embargo, el iPhone, el iPad y el Apple Watch, que son los gadgets que más copiosamente riegan las arcas de Apple, se fabrican fundamentalmente en China.

De los 60 millones de iPhones que Apple comercializó durante el primer trimestre del año solo un millón vio la luz en India.

Después de los múltiples cuellos de botellas que han lastrado la producción de Apple en China (aun antes de que se declarara la crisis del coronavirus), Gurman cree que la empresa de la manzana debería ganar en independencia no solo con sus chips M1 sino también con la producción de sus dispositivos.

«Con unas reservas en metálico de casi 200.000 millones de dólares y beneficios aparentemente ilimitados, Apple debería explorar quizás la construcción de su propia cadena de suministro«, subraya Gurman.

Temas

Apple

 

Mango crea una aceleradora de start-ups de moda de la mano de IESE Business SchoolAnteriorSigueinteLesayra, jugar al derecho de otra manera

Contenido patrocinado