líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Apple prueba cientos de modelos de packaging de sus productos en una habitación secreta

El packaging de los productos de Apple es, sin duda, algo especial que la compañía de la manzana mima como a un hijo. Pero, según revela Adam Lashinsky en su libro “Inside Apple”, el packaging de los productos es algo que Apple también mantiene bajo secreto. El gigante tecnológico, según el libro, tendría una habitación secreta, a la que sólo se puede acceder con un dispositivo de seguridad, dedicada a cientos de variantes de prototipos de packaging para el iPhone, el iPad y otros productos de la marca.

“Para entender por completo la seriedad con la que los ejecutivos de Apple atienden a los pequeños detalles, tenga en cuenta esto: durante meses, un diseñador de packaging estuvo en esta habitación llevando a cabo la acción más mundana: abrir cajas”, explica el libro. Los diseñadores tienen que abrir caja tras caja para probar la posición de las pegatinas invisibles que se colocan en la parte superior y que tienen que estar colocadas en el lugar exacto.

Si el packaging es más importante para Apple que para cualquier otra compañía, la culpa es de Steve Jobs. Para el cofundador de la compañía, cada detalle era vital, y siempre quiso que sus consumidores sintieran una emoción especial al abrir un producto Apple. “Diseñas un ritual de desembalaje para hacer que el producto sea especial. El packaging puede ser un teatro, puede crear una historia”, aseguraba Jonathan Ive, vicepresidente de diseño industrial de Apple, en la biografía de Steve Jobs de Walter Isaacson.

El diseño del embalaje de Apple es mundialmente conocido por su sofisticación, gracias a la utilización magistral de los espacios en blanco, algo que contrasta por completo con la idea de Microsoft de cubrirlo todo con toda la información que quepa. Eso sí, la próxima vez que veas un producto Apple, o tengas la oportunidad de abrir uno, recuerda que un diseñador de packaging ha pasado horas eligiendo esa caja perfecta y buscando la colocación idónea de las pegatinas.

En cuestión de felicidad, los "marketeros" son los reyes de la oficinaAnteriorSigueinteLa experiencia del usuario será la clave del éxito de las televisiones conectadas

Noticias recomendadas