líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Apple, a punto de entrar (si nada ni nadie lo remedia) en la era post iPhone

iphoneCuando Tim Cook presente este martes los resultados del segundo trimestre fiscal de Apple, lo hará probablemente inaugurando una nueva era en la empresa de la manzana. ¿Por qué? Porque por primera vez desde su exitoso lanzamiento en el año 2007 las ventas del todopoderoso iPhone de los de Cupertino retrocederán (casi con toda seguridad).

La escasez de novedades del iPhone 6S y del iPhone 6S Plus (prácticamente idénticos a sus predecesores en el mercado) se está dejando notar (y mucho) en las ventas del que ha sido hasta ahora la joya de la corona de Apple.

Y parece que tampoco el reciente lanzamiento del iPhone SE podrá frenar la sangría en las ventas de los smartphones “made in Apple”.

La parvedad innovadora de los nuevos iPhone 6S y iPhone 6S Plus está mermando peligrosamente las ventas de unos dispositivos que antaño se vendían como churros y a los que están restando protagonismo los smartphones de marcas chinas (y mucho más económicas) como Huawei o Xiaomi.

Quien avisa no es traidor y Tim Cook ya lo adelantó el pasado mes de enero: “Sí, creemos que en el segundo trimestre final las ventas del iPhone caerán”.

Los analistas calculan que entre enero y marzo de 2016 Apple vendió en todo el mundo 51 millones de iPhones, un 16% menos que durante el mismo periodo del año anterior.

Al iPhone de Apple el único que podría salvarle de la quema sería, para variar, el mercado chino (y su dispendio consumista asociado al nuevo año chino). Según datos manejados por la empresa de investigación de mercados Kantar, durante los tres primeros meses del año las ventas de iPhone habrían aumentado un 38% en el gigante asiático.

De todos modos, y aun cruzando los dedos (y esperando que China rescate de un eventual cataclismo al iPhone), el mercado de los smartphones no es el único que está dando problemas actualmente a los de Cupertino.

El iPad, antaño producto de relumbrón, anda cada vez más “debilucho”. De hecho, el bloguero especializado en Apple Neil Cybart cree que en el último trimestre los de Cupertino vendieron apenas 9,2 millones de unidades de su tableta. Hace tres años esos 9,2 millones eran más del doble: 19,5 millones.

Otros “gadgets” que también van cuesta abajo y sin frenos son los Macs, de los cuales la compañía habría despachado 4,6 millones de unidades en los últimos tres meses. Hace un año la cifra era ligeramente superior y llegaba a los 4,7 millones de unidades.

Tampoco le van las cosas precisamente a las mil maravillas al Apple Watch. El smartwatch de la compañía de Cupertino, que nunca ha llegado a la categoría “bestseller”, habría generado unas ventas de sólo 2,8 unidades de dispositivos durante el último trimestre, bastante menos que en los tres trimestres anteriores, cuando se despacharon 3,6 millones, 3,9 millones y 4,1 millones de unidades respectivamente.

No todo huele, no obstante, a podrido en Apple. La división de software de la empresa de la manzana sigue creciendo a buen ritmo (y continúa tan lozana como siempre). No en vano, y de acuerdo con previsiones del banco de inversión Piper Jaffray, esta división se habría traducido en unos ingresos de 6.000 millones de dólares durante el último trimestre, un 26% más que durante el mismo periodo del año anterior.

Quizás, y para seguir siendo el “rey” indiscutible de la tecnología, Apple tenga que alejarse del hardware que tantos éxitos le reportó en el pasado y jugárselo (casi) todo a la carta del software, que a diferencia del hardware, no le ha dejado jamás en la estacada.

 

De ama de casa a científica: el empoderamiento femenino en publicidad, garantía de éxitoAnteriorSigueinteBurger King y El Pozo retiran su publicidad de "Cámbiame" por "aplaudir" el incesto

Noticias recomendadas