Anunciantes

Sus acciones valen ya 309 y 160 dólares respectivamente

Apple y Microsoft marcan nuevos máximos históricos tras superar el billón de dólares de valor

Ambas compañías han sabido diversificar su actividad para seguir creciendo, aumentando su valor accionarial y su importancia en la Bolsa para seguir entre las 3 empresas más valiosas del mundo

microsoft-apple-dólares

La histórica rivalidad tecnológica y comercial existente entre Apple y Microsoft ha añadido recientemente un capítulo más a su interminable y casi legendario historial. En este caso, ambas compañías, cuya feroz competencia no ha hecho más que mejorar a las dos, han logrado establecerse entre las mayores compañías del mundo por capitalización, gracias a superar el billón de dólares, además de no dejar de crecer.

En el caso de la empresa de la manzana mordida, ya ha logrado superar los 309 dólares por acción, alcanzando un valor de mercado de 1’36 billones de dólares, el más alto de su historia. De hecho, hasta la llegada de Aramco, gozaba del título de compañía más valiosa del mundo. Estos grandes resultados tienen su origen en 2014, cuando cada título accionarial de Apple valía unos 640 dólares. En aquel momento, la firma decidió ejecutar un “split”, desdoblando sus títulos a razón de 7 por 1, es decir, convirtiendo cada título en 7 nuevos.

Esta fórmula empresarial permite reducir el precio de las acciones existentes, haciéndolas más atractivas y asequibles para el público en general. Gracias a ello, permite también aumentar el volumen de negociación, repartiendo el mismo valor de la empresa entre más títulos sin afectar a su capitalización. Como resultado, si Apple hubiese decidido dar marcha atrás en 2014, hoy en día sus acciones valdrían más de 2.160 dólares por título.

iPhone 11

De vuelta al presente, el panorama que Apple ha ido afrontando este último ejercicio ha sido muy cambiante. Hace justo un año, la multinacional estadounidense se vio obligada a rebajar sus expectativas de ingresos para el inicio trimestral de 2019, principalmente porque esperaban menos ventas del iPhone. No en vano, este modelo de smartphone es la joya de la corona de Apple, su producto estrella, del que depende la mayor parte de sus ingresos.

Esta situación propició que la estrategia del grupo estuviese enfocada en diversificar más el negocio. Según datos de Bloomberg, en 2019 el iPhone supuso un 54% de sus ventas, si bien esta cifra ha ido disminuyendo considerablemente desde 2016, cuando suponía un 66% de las ventas totales. Como consecuencia, la compañía ha centrado sus esfuerzos en otros servicios, como la recién estrenada Apple TV+, su servicio de contenidos en streaming. Otras apuestas importantes han sido también Apple Arcade, un servicio de videojuegos bajo suscripción, o Apple News, que aglutina noticias de todo el mundo. Gracias a su expansión hacia otras áreas, las expectativas sobre Apple para 2020 estiman unos 13.100 millones de dólares de ganancias, un 10% más que en 2019.

La otra cara de la moneda la constituye Microsoft, que en algún momento de su dilatada trayectoria llegó a ser la empresa más valorada del mundo. En la actualidad, ha descendido a la tercera posición, aunque continúa haciendo historia. Este año, sin ir más lejos, acumula una subida en bolsa superior al 2%, lo que le ha bastado para marcar máximos históricos. De este modo, cada uno de sus títulos accionariales vale ya más de 160 dólares, y su capitalización supera los 1’2 billones de dólares.

Microsoft

"El optimismo de los inversores acerca del futuro de la empresa que cofundó Bill Gates no ha dejado de estar presente desde 2009. De hecho, si hubiésemos comprado 5.000 euros en marzo de ese año, nuestra inversión hoy valdría 65.490 euros", explica Sergio Ávila, analista de IG. En este sentido, el experto destaca el foco que ha puesto Microsoft en el último ejercicio en el sector de los videojuegos, "una industria muy rentable que ha alcanzado la cifra de 107.500 millones de euros en 2019", indica Ávila. "Ha presentado ordenadores muy potentes para llevar a cabo videojuegos de última generación", añade.

Por otro lado, Microsoft ha sabido sacar mucho partido a su negocio en la nube. Es más, en el primer trimestre del año fiscal 2020, entre julio y septiembre, la compañía ganó 10.700 millones de dólares, un 21% más que en mismo periodo anterior. De cumplirse las estimaciones de CB Insights, la industria de la nube al completo generará 513.000 millones de dólares para 2022, de los que seguramente Microsoft sepa sacar rentabilidad.

"Ha sido un comienzo fuerte para el año fiscal con nuestra nube comercial generando 11.600 millones de dólares en ingresos durante el primer trimestre, un aumento del 36% con respecto al año pasado", señaló Amy Hood, vicepresidenta ejecutiva y directora financiera de Microsoft.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir