líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Apple y Oreo como ejemplos de lo difícil que es alcanzar y mantenerse como líder de mercado

Ser el líder del mercado tiene muchas ventajas, pero también tiene partes negativas y es que ser el ganador implica soledad y mucha fuerza para seguir siéndolo. Apple u Oreo son ejemplos de marcas ganadoras. Pero no todo lo que reluce es oro y a continuación le explicamos todas las dificultades que esta posición aventajada genera.

La última campaña de Apple ha conseguido transmitir emociones en vez de publicitar funciones concretas de alguno de sus productos. La campaña creada por TBWA Media Arts Labs es un éxito, pero si analizamos bien su mensaje encontramos un grave problema. Los spots nos remarcan que sus productos son muy utilizados, cuando Apple siempre ha destacado por buscar la individualidad.

El lema de Apple siempre ha sido «Think different» (piensa diferente), no «piensa como todos». Ser una empresa con tanto éxito trae consigo las voces críticas, y los fans de la marca de la manzana reprochan la falta de innovación.

Otro ejemplo es la marca de galletas Oreo, que con su nueva campaña creada por la agencia The Martin Agency vuelve a sus valores iniciales: la galleta como símbolo de la amistad, el amor y compartir. Su spot incluye muchas referencias infantiles, a pesar de que también está dirigido al público adulto.

Oreo ha conseguido diferenciarse de sus competidores, que aunque intentasen copiar a la famosa marca sólo conseguirían que los consumidores pensasen en Oreo al consumir sus productos.

Estar en la cima del mercado implica soledad y marcar las reglas por las que se van a regir los competidores, es una posición dura, pero que trae consigo triunfos, alegría y mucha satisfacción.

http://youtu.be/fDUKt_XgfJ4

http://youtu.be/hDDwRI4LYFY

 

Burberry y Google hacen viajar los besos por el mundo enteroAnteriorSigueinteSi las etiquetas de HTML tuvieran aplicación en la vida real…

Noticias recomendadas