Anunciantes

Apple y Volkswagen unen fuerzas en el sector de vehículos autónomos

Apple y Volkswagen firman un acuerdo para llenar Apple Park de vehículos autónomos

Apple y Volkswagen firman un acuerdo para crear una línea de vehículos autónomos que llevarán a los trabajadores de la compañía hasta el Apple Park, que se pondrá en funcionamiento en torno a 2019.

AppleLos rumores en torno a que Apple podría lanzar un sistema de conducción autónoma han circulado durante años. Pero ahora, podrían estar más cerca que nunca de convertirse en realidad, puesto que la compañía de Cupertino ha decidido asociarse con el mayor fabricante de vehículos del mundo, Volkswagen, según ElEconomista.es.

El acuerdo fue firmado ya el pasado año, pero ambas compañías no lo han desvelado hasta ahora. El acuerdo contempla un servicio de lanzadera compuesto por 12 unidades autónomas y eléctricas de Volkswagen T6 Transporter, para llevar a sus empleados hasta la nueva sede de la compañía dirigida por Tim Cook, el Apple Park, situado en California.

Lo más seguro es que este acuerdo comience a funcionar en torno a 2019, permitiendo que los empleados se trasladen de un sitio a otro con los vehículos robotizados. Aunque los vehículos autónomos no estarán completamente solos. Habrá un conductor que se encargará de tomar el control si fuera necesario, además de un copiloto encargado de recopilar datos.

Por ahora, parece ser que el acuerdo tan solo contempla este servicio de transporte privado para los trabajadores de la compañía. Pero quizás Volkswagen quiera también colaborar con Apple realizando test en carreteras públicas.

Ya a finales de 2015, Apple compró dos Lexus RX450h para probar su sistema de conducción automatizada y su ofensiva ahora se cifra en 50 SUV que, desde 2017, conducen por California probando el sistema y recopilando datos. Además, la compañía tuvo contactos con otras importantes marcas del sector automovilístico, como BMW, Mercedes-Benz, Nissan o McLaren, sin llegar a ningún acuerdo. Todo ello después de que Apple decidiera dejar de crear su coche autónomo propio, desarrollando únicamente la tecnología necesaria.

Los avances en el campo de los vehículos autónomos parecen ahora una apuesta más segura, después de que Uber se haya visto obligado a suspender las pruebas que realizaba en Arizona, después del accidente que acabó con la vida de una transeúnte, despidiendo a 300 empleados.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir