Anunciantes

Así es como Volskwagen debe recuperar la confianza y dejar de "vender humo"

humoVolskwagen ha cometido un enorme error. Así lo reconocía (aunque de manera más explícita) el responsable de la marca en EEUU, Michael Horn, que asumía las culpas públicamente de la manipulación del sistema de software incluido en los coches de la marca y que medían de manera engañosa las emisiones de CO2.

El fabricante de automóviles se enfrenta ahora a una gran crisis institucional que debe resolver cuanto antes, pues cuanto más tiempo pase, más dañada se verá su reputación. Pero no solo la imagen de la compañía se ha visto afectada sino que también ha caído un 34% su valor bursátil en el parqué alemán en tan solo dos sesiones, arrastrando a buena parte del sector.

Muchas son las preguntas que se hacen los medios, los consumidores y los inversores pero quizá haya 3 grandes cuestiones que necesitan ser resueltas, ¿cómo ha podido suceder esto? ¿Ha sido un “error” consciente? ¿Cómo saldrá la compañía de esta crisis?

La marca ha sido pillada “con las manos en la masa” de lo que parece ser una traición planeada de la confianza del consumidor y más cuando presumía de ser una de los fabricantes más ecológicos y preocupados por el respeto al medio ambiente.

En vez de dar las explicaciones apropiadas de por qué y cómo ha sucedido esto a una marca que lleva 20 años siendo líder de su mercado, se han limitado a pedir disculpas y admitir la culpabilidad, algo que no hace más que confirmar las sospechas de la premeditación y minar su credibilidad.

Aunque pedir disculpas y asumir la responsabilidad es uno de los pasos hacia la recuperación de la confianza, esto solo no es suficiente. El daño es tan profundo que requerirá algo más que paciencia y buena fe por parte de Volskwagen para volver a ser la que era. Será una cuestión de tiempo, de mucho tiempo, y sería un grave error tratar de recuperarse de este bache rápidamente, pues, es más importante seguir el camino correcto que el corto.

Quizá la compañía vea como sus ventas caen durante un largo periodo de tiempo, deberá enfrentarse al juicio mediático y a las cuantiosas multas que le serán impuestas y tendrán que pasar años de trabajo y demostración para sobrevivir a una de las crisis más duras de la historia de la marca.

Ahora se enfrenta a difíciles decisiones que serán las que marquen el futuro hacia el éxito o la perdición de uno de los mayores fabricantes de automóviles a nivel mundial. Eso sí, antes de todo esto rodarán cabezas en la cúpula de la compañía.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir