Anunciantes

Audi, AT&T y Michael Kors dejan atrás a Apple y crean las verdaderas tiendas del futuro

El pasado otoño la ciudad de Chicago vio cómo nacía un nuevo espacio estilizado, más parecido a un museo ultra moderno que a una tienda. En él, muchos de los asistentes, que entraban extrañados buscando algo más parecido a la tienda habitual que suelen frecuentar, no eran conscientes de que estaban inmersos en una revolución del retail mostrando al mundo toda su tecnología como si fuera un espectáculo.

Así se presentó el último establecimiento de AT&T, lleno de todo tipo de ‘chucherías’ tecnológicas que compiten por la atención de los consumidores, como “innovation sounds”, unas gotas de lluvia que van de un lugar a otro sobre un techo digital produciendo un ciber-espectro. O una pantalla de 5,5 metros equipada con un software de movimiento.

Una “appleización” de las tiendas físicas que ha hecho que compañías desde Michael Kors a Staples o Pep Boys apuesten por llevar a sus consumidores a una experiencia futurista de compra en tienda que dio sus primeros pasos ya de la mano de Steve Jobs.

Utilizar la última tecnología para los puntos de venta no es nada nuevo, pero ahora se ha ido más allá de aumentar las ventas a través de teléfonos móviles para crear experiencias completamente inmersivas, digitalizando la experiencia al completo pero dejando que los elementos del cara-a-cara que ofrecen las tiendas físicas prevalezca.

Y parece que funciona. La tienda de AT&T atrae unos 30.000 clientes al mes, muchos de ellos atraídos por las luces y las campañas que salen de su gigantesca pantalla interactiva. La tienda sólo tiene un mostrador tradicional y las cajas registradoras se esconden en cabinas de madera en las que los cajeros se registran con su huella dactilar.

Pero AT&T ha dejado espacio para mucho más. La tienda cuenta con una sección exclusiva para aplicaciones musicales, o demostraciones de cómo Square, socio de AT&T, puede convertirse en una solución perfecta para las pequeñas empresas. Y, por si fuera poco, un Nissan LEAF está aparcado en uno de los escaparates para mostrar cómo se puede controlar la conducción de los adolescentes con aplicaciones.

“Los humanos recuerdan historias. Explicar las cosas con historias en lugar de datos facilita que la gente entienda cómo puede ayudarle la tecnología”, explicó Christina Cheng, directora de área de la tienda de AT&T.

Aunque AT&T no es la única compañía que se ha lanzado a esta innovación en retail. Siguiendo el entusiasmo en torno a los Juegos Olímpicos de Londres, Audi abrió en la capital británica su Audi City, un espacio espectacular en Picadilly Circus centrado en dos modelos de coches Audi y dispositivos táctiles con los clientes podrían pedir sus coches totalmente personalizados. Un concepto creado por la agencia Razorfish que rápidamente se expandió a Beijing y Dubái.

“Las tiendas online quieren algún tipo de presencia física, y todas las tiendas están intentando coger el ritmo del espacio online. Lo que va a surgir será un híbrido”, explicó Gideon D’Angelo, director de estrategia en ESI Design. Una tendencia que también se ha dejado ver en las tiendas de marcas como J. Crew o Michael Kors. Ésta última levantó una pantalla LED en el Macy’s de Nueva York que muestra a los clientes una obra de vídeo constantemente cambiante. Una pantalla táctil de 32 pulgadas anexa lograba alrededor de 1.000 engagements diarios.

 

 

 

Te recomendamos

Coronavirus

LiveMD

Outbrain

Podcast

FOA

Compartir