Anunciantes

Audi reinventa sus concesionarios siguiendo el modelo de las tiendas Apple

Audi reinventa sus concesionarios siguiendo el modelo de las tiendas ApplePrimero Londres y después Berlín: Audi está comenzando a extender un nuevo tipo de “showroom digital” que atraiga a clientes jóvenes. Su inspiración viene de las exitosas tiendas Apple.

Y es que Audi ha situado su nuevo concesionario en Picadilly Street bajo un concepto totalmente novedoso: la idea es acercar el concesionario más al aspecto de una tienda o boutique. La boutique Audi se llama Audi-City y está rodeada de comercios textiles como Prada y Armani. Con esto el fabricante de coches alemán quiere introducir la compra de coches dentro del ajetreo de otro tipo de compras. Dentro de Audi-City nos encontramos con enormes pantallas táctiles y un diseño muy innovador que se aleja de la idea de punto de venta de coches de toda la vida.

“El clásico concesionario ya no llega a todos los clientes”, dice Sven Schuwirth director de marca de la marca hija de Volkswagen. Por eso Audi pretende abrir veinte Audi-City en todo el mundo hasta 2015. Londres y Dubai ya cuentan con una, ahora es el turno de Pekín y Berlín. En dos años el modelo se habrá extendido por todo el mundo y si tiene éxito es muy probable que lo que entendemos por concesionario tenga los días contados.

El proceder en estas tiendas es el siguiente: al estar situadas en zonas comerciales el potencial cliente entra en Audi-City casi por casualidad, ahí es recibido por un asesor (en vez de por el clásico vendedor) que al igual que en las Apple Store introduce al usuario en la marca y en los productos. Después el cliente puede crear su propio modelo de coche personalizado a través de una tablet para después verlo en tamaño real a través de un proyector y compartirlo en Facebook o YouTube.

El cliente vive así una experiencia tecnológica e innovadora y de media permanece una hora dentro de la tienda. Si el cliente decide comprarse un coche es llevado a la planta baja donde un vendedor le ofrece, entre otras cosas, probar el coche que ha decidido adquirir, aunque el 70% de los usuarios abandona la tienda antes de realizar la conducción de prueba.

La competencia ya ha reaccionado ante esta innovación: BMW y Daimler han creado aplicaciones para las tablets con las que el usuario puede crear su propio coche personalizado entre miles de colores y opciones. Parece que comprar un coche se va a convertir en toda una experiencia tecnológica a partir de ahora.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir