Anunciantes

AUTOCONTROL FALLA A FAVOR DEL GRUPO LECHE PASCUAL EN SU CONTENCIOSO CON DANONE, MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE FABRICANTES DE YOGUR

Nota de Prensa:

El Pleno del Jurado de Autocontrol ha ratificado que la publicidad del yogur pasteurizado después de la fermentación del Grupo Leche Pascual no es denigratoria.

En contra de las pretensiones de la Asociación Española de Fabricantes de Yogures y Productos Lácteos Frescos (AEFY), Autocontrol confirma la licitud de la expresión publicitaria "el yogur pasteurizado permite disfrutar del yogur sin las limitaciones y molestias de los yogures de corta vida", así como la posibilidad de describir el yogur pasteurizado Pascual como "yogur de larga vida", frente al yogur tradicional o yogur de corta vida.

Por último, reafirma la legitimidad de la publicidad sobre los beneficios para la salud de los yogures Pascual.

En la resolución sobre el asunto ‘yogures de larga vida Pascual’, con fecha de 27 de octubre de 2004, el Pleno del Jurado ratifica la mayoría de las consideraciones de la resolución del 27 de septiembre de 2004, emitida por la Sección Tercera del Jurado. Por otra parte, Autocontrol recuerda que no es posible apelar esta decisión pronunciada por el máximo órgano de la Asociación para Autorregulación de la Comunicación Comercial.

La AEFY denunció que los anuncios del yogur pasteurizado Pascual incurrían en un supuesto de publicidad denigratoria. Sin embargo, según Autocontrol, se trata de una comparación de géneros, "una modalidad publicitaria esencialmente lícita tanto la comparación no resulte engañosa ni denigratoria".

La resolución reconoce que "toda comparación publicitaria conlleva un cierto grado de descrédito" porque se están destacando las cualidades y ventajas de un producto o género de productos frente a otro. Por este motivo, es un "descrédito implícito" que debe admitirse puesto que se trata de un tipo de publicidad permitido. Autocontrol aclara que "lo que se prohíbe en el ámbito de las comparaciones publicitarias es la denigración o el descrédito innecesarios".

MANIFESTACIONES EXACTAS, VERDADERAS Y PERTINENTES

En este caso, la utilización por parte del Grupo Leche Pascual de expresiones publicitarias como "molestias", "limitaciones" o "yogures de corta vida" se limitan a "destacar las consecuencias que para el uso cotidiano del producto se derivan de la mayor duración de los yogures pasteurizados después de la fermentación (3 meses) frente a la menor duración (28 días) y necesidad de refrigeración de los yogures tradicionales", añade Autocontrol.

Por lo tanto, el Grupo Leche Pascual cumple la norma 21 del Código de Conducta Publicitaria, que establece que "no se considerarán denigración las manifestaciones contenidas en el mensaje publicitario que sean exactas, verdaderas y pertinentes".

Del mismo modo, la publicidad del yogur pasteurizado Pascual, según esta resolución, puede utilizar las expresiones "la salud que dura", "yogur de larga vida" o "el yogur pasteurizado permite disfrutar del yogur sin las limitaciones y molestias de los yogures de corta vida".

El Jurado de la Publicidad admite también como tácitas las expresiones publicitarias relativas a las cuatro garantías de los yogures Pascual: garantía de calidad, de salud, de frescura y de seguridad.

RECOMENDACIONES DE AUTOCONTROL

Por otra parte, para evitar que los consumidores "concluyan que el yogur de larga vida es una clase distinta del yogur pasteurizado después de la fermentación y del yogur tradicional de corta vida que conocían hasta fechas recientes, pero que han sufrido una evolución que le permite presentar ciertas características especiales", se recomienda adoptar las medidas adecuadas para que los consumidores puedan identificarlo como una clase de yogur diferente a los yogures tradicionales, identificándolo como el yogur pasteurizado después de la fermentación de Pascual.

En este sentido, en virtud del argumento de que el yogur pasteurizado es un producto nuevo en el mercado, Autocontrol considera que la expresión "yogures de larga vida" no se puede utilizar para identificarlo, sino sólo para calificar una de sus características. Así, esta expresión se puede incluir sin ningún problema en la publicidad, siempre que, al menos en una ocasión, se mencione que el producto promocionado es "yogur pasteurizado después de la fermentación" (tanto en el audio de la cuña de radio como en caracteres más legibles que los actuales en el caso del anuncio de televisión), al ser esta su denominación legal en la Norma de Calidad del Yogur de febrero de 2003.

De este modo, según el Grupo Leche Pascual, resulta evidente que el Pleno del Jurado de Autocontrol, confirmando gran parte de las apreciaciones realizadas con anterioridad por la Sección Tercera del Jurado, ha ratificado que se puede mantener la publicidad del producto yogur pasteurizado después de la fermentación introduciendo las modificaciones expuestas.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir